Archivo

Termoguajira, sin operar por postergar su mantenimiento

Dos daños seguidos en tres días la mantienen sin operar. Llevaba más de 9.000 horas sin revisión.

notitle
17 de marzo 2016 , 09:21 p.m.

Dos daños en tres días en la central termoeléctrica Termoguajira pusieron en evidencia los riesgos que han tomado en el país, como obviar el mantenimiento para garantizar el suministro de electricidad.

Así mismo, se ha privado al país, al menos hasta la semana entrante, de un suministro equivalente a la tercera parte de lo que se viene importando de Ecuador.

Este jueves se conoció que la segunda unidad de generación de Termoguajira, en el municipio de Mingueo (La Guajira), se mantendrá apagada por lo menos hasta el próximo martes.

El primer daño en Termoguajira, operada por la firma estatal Gecelca, se conoció desde el pasado domingo 13 de marzo. Este llevó a que la unidad parara. Se hizo una reparación para poner en marcha la planta el martes, pero cuando se intentaba ese procedimiento se presentó un segundo daño.

Estas averías se han presentado como consecuencia de la falta del mantenimiento previsto y a causa también de la necesidad de no parar para garantizar el suministro eléctrico ante la amenaza de racionamiento.

Es así como Termoguajira no ‘descansaba’ desde hacía 9.000 horas –tiempo que llevaba operando sin el mantenimiento preventivo–. Ante la instrucción del Gobierno (que la controla) de mantenerla generando de forma continua y sin interrupciones, vino el ‘descanso’ forzado.

El vicepresidente técnico de Gecelca, Ronald Howard, dijo que desde el año pasado se decidió posponer el mantenimiento general de las unidades, ante la necesidad de respaldo por el fenómeno del Niño y teniendo en cuenta la posibilidad de que hay que seguir operando las unidades por un tiempo mayor, con el monitoreo respectivo.

De acuerdo con Howard, en las unidades de vapor los tiempos de los mantenimientos mayores pueden ser extendidos de acuerdo con las condiciones operativas y de mantenimientos preventivos realizados en cada una de las unidades.

“A la operación de estas máquinas es inherente la probabilidad de una falla. De hecho, por estas razones, la compañía tiene la cobertura de pólizas de seguros para estos eventos”, señaló Howard.

Si bien Gecelca tiene previsto que una vez mejoren las condiciones climáticas realizará los mantenimientos requeridos en ambas unidades, fuentes del sector creen que esto incrementa el nivel de riesgo de que se presente un daño mayor si la máquina no hace la parada técnica.

Dos averías seguidas

Termoguajira es una térmica a carbón, de las primeras que entran a generar por tener mejores precios que las que usan gas o ACPM.

El domingo, en la unidad 2, se detectó una avería en un tubo del hogar de la caldera, por lo que no se generó para mientras se reparaba. Luego de esta se esperaba que entrara de forma secuencial desde el martes pasado.

Pero durante el arranque previsto surgió una nueva eventualidad. Según el vicepresidente técnico de Gecelca, Ronald Howard, en las primeras operaciones se detectó una fuga de vapor de agua en un sitio diferente, pero en la misma área de la primera falla.

De acuerdo con el directivo, se trata de un escape en un espacio de cuatro tubos, de los más de 20 kilómetros de tubos que hay en la central.

¿Cuánta energía faltará?

Las fallas en Termoguajira interrumpen la generación diaria de 1,4 gigavatios hora día de energía (la planta tiene capacidad para producir 2,8 gigavatios hora diarios), cifra que equivale al 33 por ciento de la energía que se importó de Ecuador el pasado 15 de marzo, y que según la firma XM, operador del mercado eléctrico, fue de 4,18 gigavatios hora día.

Desde que se habilitaron estas importaciones, el máximo nivel de energía importada de Ecuador se dio el pasado 13 de marzo, con 6,8 gigavatios hora día, pero estas cantidades están sujetas a las necesidades del país vecino y pueden variar, como efectivamente viene ocurriendo.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS