Archivo

Habla el abogado que llevó a anulación de posesión de Lula da Silva

Enio Meregalli instauró la acción que llevó al Tribunal Federal de Brasil a anular nombramiento.

notitle
17 de marzo 2016 , 09:00 p.m.

La decisión del juez Itagiba Catta Preta en contra de la posesión de Lula como ministro de la Casa Civil fue motivada por la acción del abogado Enio Meregalli Júnior.

EL TIEMPO habló con Meregalli Júnior sobre su acción y la actual situación en Brasil. (Lea también: La justicia desafía el nombramiento de Lula como ministro de Gobierno)

¿Qué lo llevó a interponer el recurso ante Catta Preta?

Como abogado, mi motivación fue jurídica en sí, con relación al acto administrativo de la presidenta de la República, Dilma Rousseff, y el hecho de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva esté envuelto en algunas investigaciones.

Mi alegato está más enfocado en la parte jurídica que en el acto administrativo como tal. Soy un brasileño que está preocupado con todo lo que está pasando en mi país y resolví hacer mi papel a favor de la democracia. Es apenas eso.

En vista de lo consagrado por la Ley de Acción Popular 4717 de 1965, ¿cree usted que la presidenta Rousseff está nombrando a Lula con una clara intención de ‘desviación de finalidad’ y así poder salvarlo de la justicia ordinaria?

La verdad es que eso depende de una investigación que es propia de la justicia federal, y que está cursando en el juzgado número 13 de Curitiba. Ahí se está analizando el pedido del Ministerio Público Federal (Fiscalía).

El acto de haberse configurado un desvío para quebrantar el juez natural del expresidente Lula a fin de que no comparezca ante el juzgado en Curitiba, eso de por sí ya es un cambio de finalidad y entra dentro de ese contexto. (Lea también: Gobierno brasileño apela bloqueo de nombramiento de Lula)

Muchos brasileños también hicieron lo que yo hice, la suerte de mi moción es que cayó en las manos de un juez que entendió e hizo una interpretación jurídica a favor para que se suspendiera lo que todos conocemos como una vergüenza para nuestra nación como la que está ocurriendo. Están intentando alejarse de un juicio sobre cosas muy graves. El país está muy atrasado en algunos sectores, está todo parado, y nosotros, como abogados, estamos en el deber de defender la democracia.

¿Tiene usted alguna filiación política?

No. No tengo y no la tendré. Prefiero la discreción y no tengo aspiración alguna. Esto que hice lo llevé a cabo como ciudadano y sé de muchos colegas que están militando a favor de Brasil, de la democracia.

REDACCIÓN INTERNACIONAL