Archivo

Defensor del Pueblo de Venezuela insinuó que hay más fosas comunes

Por su parte, Fiscalía negó que existen más cadáveres en zona donde fueron hallados 17 mineros.

notitle
17 de marzo 2016 , 08:16 p.m.

Mientras avanza la entrega a los familiares de los restos de 17 mineros venezolanos asesinados en una zona de explotación de oro fronteriza con Brasil, el defensor del Pueblo, Tarek William Saab, trastocó a la opinión al informar que no descarta que haya más fosas comunes en la zona donde ocurrieron los hechos, algo que niega tajantemente la Fiscalía.

Desde este jueves, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, comenzó la entrega de los cuerpos que ya están “plenamente identificados” y que fueron encontrados con tiros en la cabeza y en el pecho el pasado lunes en una fosa a 30 kilómetros del casco urbano de Tumeremo, localidad en el estado Bolívar (sureste), tras ser baleados el 4 de marzo por una banda dedicada a la minería ilegal liderada por el ecuatoriano Jamilton Ulloa, alias el Topo, según la Fiscalía.

Sin embargo, las declaraciones del defensor se dan sobre la base de que las investigaciones se iniciaron sobre la presunción de 28 desaparecidos, tras denuncias de pobladores.

“No se descarta que pudieran existir otras fosas comunes”, dijo Saab. En este sentido, el funcionario aseguró que tras recibir las denuncias de los mineros desaparecidos “no ha dejado de rastrearse” una zona cercana a donde fue hallada la fosa, conocida como la mina ‘Hoja Lata’, porque, como dijo, “podría allí haber el hallazgo de otra fosa común, o en otro lugar”.

Las declaraciones de Saab se dieron en la misma jornada en la que la fiscal Ortega aseguró tener certeza de que no hay otras víctimas además de los 17 cuerpos que ya fueron exhumados, de los cuales 14 ya fueron plenamente identificados y están siendo entregados a sus familiares.

Ortega explicó este jueves que aunque no se ha establecido la identidad plena de tres de los cuerpos, se ha logrado determinar que corresponden al total de las víctimas.

“Hay una perfecta coincidencia entre la cantidad de personas denunciadas como desaparecidas formalmente y las personas que fueron halladas”, dijo en la misma rueda de prensa en la que habló Ortega el director general de Actuación Procesal del Ministerio Público, Zair Mundaray.

Pese a que la fiscal dijo desconocer que se estén realizando investigaciones en lugares distintos a donde fueron encontrados los cuerpos y descartó que haya más víctimas, Saab indicó este jueves que una delegación de la Defensoría del Pueblo ha ido a otras poblaciones aledañas para proseguir con las investigaciones.

“No podemos decir que todo está concluido y que se cerró la investigación cuando hay denuncias por delante”, dijo el defensor, que ya se ha referido antes a denuncias de otros familiares sobre presuntas desapariciones de ocho personas en las localidades de Guasipati y El Callao.

“Aspiramos a que (...) ocho presuntas víctimas cuya desaparición fue denunciada por familiares, y que narra un testigo presencial, puedan ser halladas”, señaló Saab sin precisar en qué circunstancias pudieron haber desaparecido estas presuntas víctimas y si guarda relación con el grupo con el que se inició la denuncia.

Así mismo se refirió a alias el Topo, un ciudadano ecuatoriano residente en Venezuela, identificado como el líder de la banda y responsable de los hechos, quien “durante la acción criminal que dirigió iba dando parte de su serie de acciones criminales a alguien que identificaba como el ‘Patrón’ ”, reveló. A su juicio, el accionar del grupo criminal se corresponde con prácticas “paramilitares (...) por la forma como actúan, la logística, la manera como colocaron las alcabalas”, dijo.

El titular de la Defensoría abordó también la situación de los familiares de las víctimas del suceso, de quienes aseguró que “es necesario que sean indemnizados” por el Estado venezolano. Hasta el momento, las autoridades han emitido tres órdenes de captura para los presuntos autores del hecho, entre ellos Ulloa Suárez.

Por su parte, el gobernador del estado venezolano de Bolívar, Francisco Rangel, dijo el pasado miércoles que la “masacre” de 17 mineros en la región que dirige ha sido utilizada por la bancada opositora para hacer un “show” político con fines “desestabilizadores”.

Durante una entrevista que ofreció al canal Globovisión, Rangel les salió al paso a las críticas que le ha hecho el diputado opositor Américo De Grazia, quien pidió su interpelación en el Parlamento después de que el gobernador declaró que eran falsas las denuncias de la desaparición de un grupo de mineros.

EFE