Archivo

Colombia tiene este jueves un día definitivo en la Corte de La Haya

El tribunal internacional de justicia decide si es competente para estudiar demandas de Nicaragua.

notitle
16 de marzo 2016 , 10:22 p.m.

La Corte Internacional de La Haya (CIJ) fallará hoy en relación con las dos últimas demandas instauradas por Nicaragua contra Colombia ante ese tribunal.

Aunque son varios los escenarios probables que impliquen la decisión de esa corte, lo más seguro es que esta se limite a determinar si tiene o no competencia para conocer de fondo las pretensiones de Nicaragua. (Lea también: Los escenarios de Colombia en la Corte Internacional de La Haya)

El país centroamericano tiene dos objetivos contra Colombia ahora: por un lado quiere que se le reconozcan derechos sobre una plataforma continental extendida más allá de 200 millas de sus costas, aspiración que comprometería aguas colombianas. En segundo lugar, el gobierno de Daniel Ortega busca que La Haya exija a Colombia cumplir la sentencia de noviembre del 2012, mediante la cual se le otorgaron derechos sobre aguas del Caribe, cerca de San Andrés.

En el segundo caso, Nicaragua arguye que Colombia ha violado sus derechos en el mar Caribe y ha amenazado con el uso de la fuerza.

La plataforma continental extendida debe entenderse como la superficie submarina. Los nicaragüenses consideran que desde sus costas se extiende una plataforma continental que, por sus características, les da derechos sobre el lecho marino más allá de las 200 millas que le corresponden.

Y sobre el fallo del 2012, Nicaragua le pide a la Corte que obligue a Colombia a acatar el fallo que le entregó derechos sobre aguas cercanas a San Andrés. (Lea también: Nicaragua señala que la demanda contra Colombia no quedó solucionada)

Colombia ha dicho que acata pero que no aplica el fallo. Entre otras razones, porque la aplicación demandaría acciones como modificar normas internas colombianas sobre límites.

Una forma para aplicar el fallo del 2012 sería suscribir un tratado con Nicaragua, el cual Colombia propuso inicialmente, pero como ese país escogió el camino de la demanda ante la Corte, el interés por ese acuerdo perdió fuerza.

La nueva situación con el país centroamericano, objeto de estudio en esta Corte, se remonta a las demandas que esa nación hizo a finales del 2013, después de que Colombia se había retirado de la jurisdicción de este tribunal tras la denuncia del Pacto de Bogotá. (Lea también: Estos son los cinco argumentos de Colombia en la Corte de La Haya)

La decisión de La Haya de este jueves será de forma (sobre la competencia para conocer o no de fondo las pretensiones de Nicaragua), porque instauradas las demandas, Colombia presentó en diciembre del 2014 excepciones preliminares escritas, es decir, un alegato en el que pidió al tribunal declararse sin competencia para ir al fondo del asunto.

La Corte está obligada a responder primero las objeciones de Colombia. Si los jueces de La Haya admitieran los argumentos colombianos y aceptaran que no son competentes para examinar las demandas nicaragüenses de fondo, ahí terminaría por ahora el pleito.

Si en alguno de los casos la Corte admite que puede conocer del tema, el tribunal iría al fondo. (Lea también: 'Corte de La Haya no es competente para conocer demandas de Nicaragua')

Aunque Colombia alega que La Haya no puede abordar el examen de las pretensiones nicaragüenses, entre otras razones porque considera que ya no obedece a esa jurisdicción, aceptó ir a esta discusión ante el temor de que la Corte continuara el estudio de esos temas de fondo, sin la posibilidad de plantear algún tipo de controversia.

Al denunciar el Pacto de Bogotá el 27 de noviembre del 2012, Colombia estima que quedó inmediatamente por fuera de la jurisdicción de La Haya y así se lo ha dicho al tribunal.

Algunos críticos del gobierno del presidente Santos han cuestionado que Colombia haya ido a La Haya a controvertir con Nicaragua en este caso.

La Cancillería colombiana ha explicado que concurrió porque la Corte hubiera podido continuar con el proceso en su ausencia, ya que los estatutos del tribunal establecen que cuando una de las partes no comparece, la otra parte podría pedir que se decida a su favor.

El fallo de La Haya que se producirá este jueves ha generado todo un debate interno desde el punto de vista político.

El uribismo, principal sector político de oposición al Gobierno, rechaza de plano que Colombia acoja cualquier sentencia de La Haya que afecte los intereses de la nación.

El expresidente Álvaro Uribe, jefe de esa oposición, aceptó ir esta semana a una reunión con otros partidos y la canciller María Ángela Holguín a escuchar los criterios del Gobierno.

Desde las 9 de la mañana de este jueves, los colombianos podrán seguir en directo por ELTIEMPO Televisión y www.eltiempo.com, desde La Haya, la audiencia en la que se conocerá el fallo.

Nicaragua, con amplia tradición en demandas

De los 18 casos que han llegado a la Corte Internacional de Justicia en los últimos 30 años, en 11 Nicaragua ha estado involucrada. De esta cifra, en ocho el país centroamericano aparece como demandante.

Hasta ahora, los nicaragüenses han llevado a la CIJ pleitos con sus vecinos Honduras, Estados Unidos, Costa Rica y Colombia.

En el caso colombiano, Nicaragua inicialmente demandó en procura de conseguir ampliar sus dominios en ultramar y quedarse con buena parte del Caribe colombiano, incluido el archipiélago de San Andrés.

EL TIEMPO