Archivo

Jorge Hané, de Redu Fat Fast, se reorganizará por falta de liquidez

La sociedad dice que tiene problemas financieron debido a las restricciones para hacer publicidad.

notitle
15 de marzo 2016 , 08:09 p.m.

La sociedad Jorge Hané Laboratories, que ofrece productos como Redu Fat Fast, se acogió a la Ley de Reorganización, argumentando problemas de liquidez derivados de restricciones para hacer publicidad.

La firma había sido sancionada recientemente por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por publicidad engañosa, y, como parte de la sanción, debía someter sus anuncios a un control más estricto de la SIC.

Para acogerse a la ley de reorganización, los representantes de la empresa entregaron a la Superintendencia de Sociedades un documento en el que explican que “la situación de caja de la compañía es extremadamente limitada, como consecuencia de la disminución en ventas derivada de los problemas de publicidad”. (Lea también: Jorge Hané, de Redu Fat Fast, dice que está en crisis económica)

Al entrar al proceso, la firma puede renegociar sus acreencias y aplicar otras estrategias de recuperación. El martes, la Superintendencia de Sociedades le dio el sí y nombró como promotora a María Inés Fonseca Quiroga.

Un informe financiero con corte a 31 de diciembre del 2015 da cuenta de deudas vencidas a más de 90 días que superaban el 4 por ciento del pasivo total.

Sin embargo, el 29 de febrero pasado, cuando la apoderada de la empresa, Susana Arrieta, entregó la solicitud a la Supersociedades, los pasivos con más de tres meses de vencimiento sumaban 4.081 millones de pesos, es decir un 41 por ciento del total de pasivos, que para esa fecha ascendían a 10.000 millones de pesos.

Además, Jorge Hané Laboratories argumenta que otra de las causas de crisis tiene que ver con la devaluación del peso frente al dólar en más de 50 por ciento en solo siete meses, ya que “el producto estrella es importado”, y esto redujo las utilidades en más del 30 por ciento.

La compañía produce, directamente y a través de terceros, productos farmacéuticos naturales y homeopáticos, tales como suplementos dietarios, medicamentos y cosméticos, entre otros. Su producto estrella ha sido el Redu Fat Fast, un tratamiento con cápsulas ofrecido para bajar de peso.

La sanción

Este, no obstante fue la causa para que, a principios de febrero, la Superintendencia de Industria y Comercio dejara en firme una sanción contra el laboratorio por publicidad engañosa al considerar que “no cuenta con estudios médicos o científicos contundentes para demostrar que sirve para eliminar grasa, reducir peso o disminuir medidas corporales”, como lo decían las piezas publicitarias. La multa superó los 700 millones de pesos

Además, le ordenó retirar ese material de los medios de comunicación y en su lugar, difundir como correctivo, de manera notoria, visible y legible la leyenda “Redu Fat Fast es un suplemento dietario, no un producto para bajar de peso”.

ECONOMÍA