Archivo

'Fallo sobre dosis mínima aumentará el consumo de drogas': Procurador

Ordóñez cuestionó decisión de Corte Suprema que dice que dosis mínima es la que necesita el adicto.

notitle
15 de marzo 2016 , 09:15 a.m.

Como una “legalización de facto del microtráfico en Colombia” calificó el procurador general, Alejandro Ordóñez, la decisión de la Corte Suprema de Justicia que despenaliza el porte de estupefacientes en el país, de acuerdo a la necesidad personal y de aprovisionamiento del consumidor. (Además: Se abre debate por fallo que avala dosis mínima 'según necesidad')


El procurador Alejandro Ordóñez señaló que las decisiones de la Corte demuestran una “incoherencia del Estado colombiano en la lucha contra la droga y la drogadicción” y aseguró que los grandes beneficiados con esta medida serán “los expendedores, que podrán apelar al argumento de la Corte Suprema de Justicia para seguir llevando alucinógenos a los niños y jóvenes del país”.

“Es un golpe mortal para lucha contra el microtráfico, es la impunidad para los distribuidores, para los jíbaros”, agregó.


El procurador señaló que las decisiones de la Corte “han generado un aumento desproporcionado en el consumo de drogas” y que causa efectos nocivos en todos los aspectos sociales.


Igualmente, Ordóñez criticó la decisión del Gobierno de desmontar la erradicación manual, y la suspensión de las fumigaciones con glifosato. Aseguró que como consecuencia de estas determinaciones el país se está "inundando de coca”.


“La Procuraduría advirtió que íbamos a nadar en coca y estamos nadando en coca. De 49 mil hectáreas pasamos a 159 mil, de acuerdo a la última información de la Embajada de los Estados Unidos. Eso ha generado que se disparó la delincuencia, la inseguridad ciudadana por el fortalecimiento del microtráfico”, dijo.


En un polémico fallo en el que absolvió a un soldado que había sido condenado a 9 años de prisión por doblar el porte legal de marihuana para consumo (llevaba 52 gramos), la Corte Suprema de Justicia tumbó la esencia del concepto de dosis mínima de droga y abrió un intenso debate sobre la judicialización por porte de narcóticos.


La Corte aseguró que las Leyes 1453 del 2011 y 1566 del 2012 han despenalizado el porte de estupefacientes “en las cantidades prescritas por el médico o en las que se demuestre que la persona necesita, habida consideración de su condición y situación personal de consumidor, adicto o enfermo (...). Esto es, una dosis cuya cantidad debe ser representativa de la necesidad personal y de aprovisionamiento”.

JUSTICIA