Archivo

Sin rastro de capitán que denunció red de prostitución en Policía

Palacio fue secuestrado por hombres armados sobre las 9:30 p.m. del pasado sábado.

notitle
13 de marzo 2016 , 10:04 p.m.

A Norte de Santander fue desplazado un grupo especializado de la Policía Nacional para que adelante las labores de investigación y búsqueda que permitan dar con el paradero del capitán de esa institución Ányelo Palacio Montero, secuestrado por hombres armados sobre las 9:30 de la noche del pasado sábado cuando se trasladaba en un carro particular por la vía que comunica a la ciudad de Cúcuta con Bucaramanga.

El oficial, que recientemente se vio envuelto en un escándalo luego de que se declarara víctima de la presunta red de prostitución homosexual en la Policía, conocida como la ‘comunidad del anillo’, había pasado unos días de vacaciones en Cúcuta y ese día viajaba rumbo a Florencia (Caquetá), donde presta su servicio, en compañía de su padrastro, Arcilio Ortiz, de 76 años de edad.

Según las autoridades, cuatro hombres armados a bordo de dos motocicletas los interceptaron en el sector de La Miguelera, a la altura del municipio de Pamplonita (Norte de Santander) y obligaron a Palacio a bajarse del vehículo y a irse con ellos.

De acuerdo con la información entregada por su acompañante a la Policía, Nacional los captores le dijeron que el uniformado estaría de regreso en ese mismo lugar al término de una hora y que debía esperar allí sin avisar a nadie. Pero al no llegar en el tiempo estipulado Ortiz denunció los hechos a las autoridades. (Lea también: 'Tengo la convicción de que la llamada comunidad del anillo no existe')

El director del Gaula, el general Fabio López, y el subdirector de la Policía Nacional, el general Ricardo Alberto Restrepo, se trasladaron este domingo a la zona de los hechos para ponerse al frente de la investigación.

La hermana del uniformado Raiza Palacio denunció que pese a que su pariente solicitó medidas de seguridad ante las autoridades, “estas nunca se las brindaron”.

“No sabemos quién se lo llevó. Pongo en conocimiento que a mi hermano nunca le brindaron protección, siempre estuvimos a la deriva de lo que pasara. Ahora que sucede esto, todos sí están ahí”, dijo la mujer.

Añadió que su ser querido fue objeto de varias amenazas de muerte por vía telefónica, las cuales fueron puestas en conocimiento en la Fiscalía.

“Él recibió amenazas. Lo llamaban y le decían, escoja un color: negro, blanco o marrón, y él preguntaba, con quién hablo, un color de qué. A lo que le respondían que escogiera, porque ese iba a ser el color de su tumba, que se iba a ir por sapo”, relató Raiza Palacio.

Frente a esas denuncias el general Ricardo Restrepo indicó que la solicitud de acompañamiento se había hecho para el departamento del Caquetá donde labora Palacio.

“Allí estaban esperando que el capitán se presentara de las vacaciones que estaba disfrutando, cosa que efectivamente estaba desarrollando cuando fue secuestrado. Se trasladaba hacia allá, a su lugar de trabajo, y allí seguramente se le iban a prestar todas las medidas de seguridad necesarias”, dijo el general Restrepo, quien añadió que durante la permanencia del uniformado en Cúcuta, en casa de su familia, tenía la visita constante de policías del cuadrante.

Frente a la posibilidad de que la desaparición del uniformado esté relacionada con la publicación del video que entregó como supuesta prueba de la existencia de la ‘comunidad del anillo’, el general Restrepo prefirió no referirse al tema.

“En estos momentos no puedo decirles nada con respecto al video. Estamos frente a la posible situación del secuestro del capitán, y eso es lo que estamos atendiendo”, puntualizó el oficial.

CÚCUTA