Archivo

'Los brasileños están indignados con escándalo de Lula'

Líder del Partido de la Social Democracia habla sobre las marchas de este domingo en Brasil.

notitle
12 de marzo 2016 , 05:46 p.m.

El líder del Partido de la Social Democracia Brasileleña (PSDB) en la Cámara de Diputados, Antonio Imbassahy, habló con EL TIEMPO sobre las marchas de este domingo y el posible futuro político en Brasil.

¿En qué han influido los acontecimientos judiciales de días recientes en cuanto a las convocatorias de las marchas, que ya estaban marcadas desde hace varios días?

Será una gran manifestación popular. Los brasileños están indignados con las revelaciones del escándalo ‘Lava Jato’ en las que están envueltos políticos, empresarios, el expresidente Lula, la presidenta, Dilma Rousseff, todo esto en medio de una crisis económica de graves proporciones. Será un momento de gran importancia para la historia de Brasil.

El Partido de los Trabajadores (PT) dice que las marchas son golpistas y le faltan al respeto a la voluntad popular. ¿Qué opina ante eso?

Tenemos una posición clara de la Suprema Corte y del Superior Tribunal Federal (STF) sobre la cual tanto el juicio político como la destitución de la presidenta Rousseff están contenidos en la Constitución brasileña.

En Brasil, en el pasado reciente, en 1992, ya se tuvo una experiencia con el juicio de destitución del expresidente Fernando Collor de Melo. Por lo tanto, todas las salidas que están siendo analizadas respetan la democracia y la Constitución.

El PT estaría intentando que se nombre a Lula en un ministerio para apartarlo de la mira del juez Sergio Moro. ¿Cuál es el pensamiento del PSDB al respecto?

Es una tristeza y una falta de respeto con el pueblo brasileño. Una medida de esta naturaleza, nombrar al expresidente Lula en el gabinete, significa que Dilma Rousseff está peleando, protegiendo a un sospechoso y, más que eso, un investigado y denunciado por la Fiscalía Federal. Por lo tanto, esto dejaría al Gobierno más débil y desacreditado aún.

¿Qué le puede pasar al proceso de juicio de destitución de Rousseff si se nombra a Lula como ministro?

Si el PT insiste en ello y lo logra, impulsará aún más el proceso, porque el sentimiento nacional, que ya es de una clarísima indignación, crecería de forma exponencial.

El PMDB, partido del vicepresidente Michel Temer, ya inició negociaciones con ustedes de cara al juicio de destitución…

El procedimiento de este juicio y de las acciones judiciales que enfrenta la presidenta en el Tribunal Superior Electoral (TSE) tienen que seguir el reglamento tanto de la Cámara de Diputados como del mismo TSE, obedeciendo rigurosamente la Constitución.

Lo que sí pasará es que aumentará la presión popular sobre el Congreso Nacional y el TSE.

¿El gobierno de Dilma Rousseff podría acabar este mismo año?

Es posible que termine este año, tanto por el juicio de destitución como por la demanda interpuesta ante el TSE por la financiación de su campaña. El procedimiento del juicio es muy rápido, no es nada demorado y comprende un periodo que va de 60 a 90 días.

INTERNACIONAL