Archivo

'Acepté la sanción, pero no me dopé': María Luisa Calle

La ciclista colombiana explicó por qué no quiso "defenderse más" ante la UCI.

notitle
11 de marzo 2016 , 09:39 a.m.

María Luisa Calle señaló este viernes que aceptó la sanción que le impuso la Unión Ciclista Internacional (UCI) de 4 años, pero que no se dopó, en referencia al resultado positivo que arrojó su muestra en los Juegos Panamericanos de Toronto (Canadá) de 2015.

Calle fue enfática en afirmar que desistió de su defensa porque no tuvo el apoyo económico de Coldeportes ni del Comité Olímpico Colombiano y que tenía las pruebas médicas para argumentar su defensa.

“El motivo es aclarar a los medios de comunicación y al mundo en general las verdaderas causas por la cuales no ejercí las acciones legales a las cuales tengo derecho para mostrarle al mundo que no me dopé”, señaló Calle, quien dio positivo con la sustancia GHRP-2.

“Firmé un documento a la Unión Ciclista Internacional (UCI), aceptando la sanción impuesta por ellos y la no apelación ante ningún ente de la UCI como el TAS, pero nunca firmé ni aceptaré que me he dopado o que he utilizado sustancia alguna para mejorar mi rendimiento”, precisó la pedalista de 47 años.

La antioqueña señaló: “No es cierto, como lo han dicho, que María Luisa Calle ha aceptado alguna responsabilidad o culpabilidad en el uso de sustancias prohibidas o dopantes. Quiero que sepan el motivo por el cual me vi obligada a desistir el derecho a la defensa”, declaró.

La deportista nacional, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y oro en el Mundial de 2006, dijo que no siguió con su defensa por un problema de dinero: “No conté con el apoyo económico del Estado. Hace 10 años también se había cometido una injusticia conmigo, pero hoy me doy cuenta de que ese apoyo que recibí para defenderme no era directamente a mí, lamentablemente era la defensa de una medalla olímpica, pero hoy es la defensa de la dignidad de la persona”, dijo.

“Nunca, durante estos 8 y 9 meses, pude encontrar apoyo por parte de Coldeportes y el Comité Olímpico Colombiano (COC)”, señaló.

Calle confirmó que tenía dos pruebas médicas para continuar con su defensa: la primera, un tumor que le descubrieron hace tres años, y la otra, el ayuno del día anterior a la toma de la muestra en Canadá.

“Dentro de las pruebas médicas que tenía para presentar y argumentar mi defensa eran, la primera, un cáncer, que fue un tumor que se llamaba teratoma, que sufrí hace unos tres años, el cual pudo causar un descontrol hormonal. Segundo, la hormona del apetito llamada Grelina y el ayuno tenido un día y noche previos al control al dopaje pudieron ser los causantes”, argumentó la ciclista.

María Luisa Calle afirmó que todas las pruebas médicas que tiene estaban basadas en estudios científicos y referencias médicas.

DEPORTES