Archivo

Gobierno ordenó 'liberar' de coca los parques naturales en 2016

También se busca dejar sin cultivos ilícitos este año a 94 de los 230 municipios afectados.

notitle
10 de marzo 2016 , 12:52 a.m.

El Gobierno anunció este miércoles que se impuso la meta de liberar todos los parques naturales del país de cultivos ilícitos, a pesar de admitir que las hectáreas de coca aumentaron en las últimas mediciones.

Lo que se pretende es que a finales de este año se pueda reportar que todas estas zonas protegidas están libres de coca y, al mismo tiempo, se puedan limpiar de cultivos ilícitos a por lo menos 94 de los 230 municipios que hoy están siendo golpeados por ese fenómenos.

Por lo menos así lo informó el ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, quien aseguró que "ha aumentado el área sembrada de coca, lo cual es una realidad", por lo que se implementó un ambicioso programa que permita revertir esa situación y dé resultados inmediatos.

Uno de los objetivos es intervenir 16 parques naturales que hoy tienen coca. En 7 de ellos hay comunidades asentadas y que siembren ese producto ilícito, a las cuales se les ofrecerá una reubicación. Y en los otros 9 hay utilización indebida del territorio, por lo que se procederá con la erradicación.

En materia de municipios lo que se busca es intervenir por los menos 94 de los 230 que actualmente tienen cultivos ilícitos, con el fin de que, según añadió Pardo, se pueda limpiar de cultivos ilícitos antes de que acabe el 2016.

La serranía de la Macarena, en el Meta, es el parque donde se reportan más sembrados de coca (al menos 2.500 hectáreas). Esa es una zona de presencia directa de las Farc. En zonas de reserva de Guaviare, Nariño y Norte de Santander están otras grandes zonas de siembra.

"El Gobierno no puede permanecer pasivo", enfatizó Pardo tras notificar que se necesitan acciones inmediatas para combatir este fenómeno.

Estas precisiones las realizó durante el foro 'Dividendos ambientales de la paz', organizado por la Fundación Buen Gobierno (dirigida por Martín Santos), el PNUD y Planeación Nacional.

Precisamente, el director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, aseguró que la eliminación de los cultivos ilícitos es un paso necesario para hacer tránsito hacia la paz y que el país pueda recoger los beneficios que traerá el posconflicto.

"En municipios de conflicto se deforesta 6,5 hectáreas por cada 1.000 de bosque, mientras que en los demás la el porcentaje es de 2,6", precisó Gaviria, quien aseguró quien aseguró que por eso es necesario potenciar la erradicación.

POLÍTICA