Archivo

Las pistas que rodean la muerte del revisor fiscal de Cafesalud

Luis Alfredo Caicedo fue hallado muerto en su apartamento. Responsable quedó grabado en tres videos.

notitle
09 de marzo 2016 , 10:41 p.m.

Los directivos de la EPS Cafesalud esperaron el martes en la tarde hasta último momento la llegada del representante de la firma auditora Baker Tilly Colombia, a la junta de alto nivel. (Ver infografía: Preguntan por paquete de contratos)

Debía entregar el informe financiero y contable luego de que esta entidad acogiera a más de 4,6 millones de afiliados de la desaparecida Saludcoop.

Sin embargo, el contador Luis Alfredo Caicedo Ancines no llegó a la cita. Con la llamada a un familiar se confirmó que este había sido asesinado.

La empleada doméstica, la persona que iba todas las mañanas a realizar el aseo al apartamento 2104 del bloque C, de las Torres de la Macarena, fue quien descubrió el cadáver. Dentro del jacuzzi, con una especie de pantaloneta y atado de pies y manos. En el espejo, el homicida dejó una leyenda, que a simple vista hace suponer que se trató de una venganza.

No se descarta que con este escrito el criminal esté intentando desviar el curso de la investigación. Que los móviles sean diferentes a un simple pleito entre dos personas. Lo que se intenta determinar es si el asesino sembró pistas falsas para tratar de encubrir los verdaderos motivos del crimen.

Personas que conocieron a Caicedo, un reputado profesional, se declararon sorprendidas por la muerte y las condiciones en las que esta se produjo.

Varias fuentes le dijeron a EL TIEMPO que el contador siempre fue reconocido como una persona totalmente cumplidora de sus obligaciones, “formal hasta el exceso” y totalmente alejada de escándalos. Él y su familia eran incondicionales de Millonarios, el club de fútbol profesional al que Caicedo prestó sus servicios profesionales en uno de los intentos de recuperación administrativa.

La Policía halló el sitio en total desorden, lo que hace suponer que entre la víctima y el victimario hubo un forcejeo.

Por la cantidad de sangre, según el testimonio de la empleada, ella creyó que había sido atacado con un arma blanca.

No obstante, se pudo establecer tras el análisis hecho en Medicina Legal que presentaba múltiples hematomas y una herida en el cráneo, al parecer, producida con un elemento contundente. Será clave determinar si estas lesiones fueron 'pre mortem' o causadas por una caída. Los forenses confirmaron que la muerte fue por asfixia mecánica. El cuerpo sin vida apareció con una bolsa plástica negra que cubría por completo su cabeza.

Los posibles móviles

Algunos vecinos dijeron que sintieron golpes contra las paredes y el piso y que en la noche se oyó también música a alto volumen.

El testimonio de uno de los vigilantes es clave en la investigación. Manifestó que un hombre de apariencia joven ingresó al edificio las 11:05 de la noche. Llevaba una chaqueta oscura con capota, que solo dejaba ver parte de su rostro. Se anunció y el contador, de 61 años, autorizó su ingreso. Se trata de establecer con el análisis de varios videos si esta persona era la misma que había estado de visita en el lugar noches atrás.

El posible homicida salió a las 4:25 de la mañana, con cuatro maletas y un morral. La persona encargada de la seguridad no le permitió sacar las maletas grandes sin la autorización del propietario del apartamento.

Debido a que Caicedo Ancines no respondió a la llamada que le hicieron, el hombre tuvo que dejar en el lugar dos de las maletas de viaje, que contenían ropa y el portátil personal del contador.

En el edificio hay ubicadas varias cámaras de seguridad: en el ascensor, en los pasillos y dos en la recepción. Estas captaron tres videos en los que se observa la entrada y salida del hombre que, según una fuente, habría cometido el crimen.

Los investigadores están revisando las más recientes conversaciones telefónicas y sus contactos en las redes sociales para establecer si era alguien que la víctima conocía de antemano.

También se indaga la versión de que Caicedo Ancines habría despedido a una empleada cercana que estaría vinculada con un comerciante de los llamados Sanandresitos.

Por ahora, los directivos de Baker Tilly Colombia no han dado declaraciones sobre los hechos. Tampoco han mencionado el contenido del informe que le iban a entregar a la junta directiva de Cafesalud y en el que el contador asesinado había intervenido.

Ese informe hará parte de la investigación para confirmar o descartar el nexo del crimen con el manejo de la EPS.

justicia@eltiempo.com