Archivo

Los planes imperdibles para hacer en Bogotá durante los días santos

La capital colombiana es un gran destino para Semana Santa, con su oferta de cultura y naturaleza.

notitle
09 de marzo 2016 , 06:27 p.m.

El Festival Iberoamericano de Teatro, que comenzó el domingo pasado y se extenderá hasta el próximo 27 de marzo, es una excusa más para disfrutar de Bogotá. De hecho, el Distrito calcula que serán un millón de personas –entre turistas y capitalinos– los que asistirán a las diferentes funciones de este certamen internacional.

Un pretexto perfecto para conocer las caras de la ciudad más visitada de Colombia.
Tradicional y vanguardista, natural y urbana, rural y cosmopolita. Así es Bogotá, la metrópoli que ha sabido conservar sus aires tradicionales, a la vez que ha evolucionado en su urbanismo y arquitectura. Al mismo ritmo, la ciudad ha sabido posicionarse en las más reconocidas guías de turismo con una interesante propuesta gastronómica y con su oferta de arte, cultura y entretenimiento.

Su industria hotelera no se queda atrás. De acuerdo con cifras de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), hoy la ciudad tiene cerca de 23.000 habitaciones disponibles.

Bogotá cuenta con diversidad de escenarios naturales para disfrutar de planes al aire libre dentro de la ciudad y en sus alrededores. De hecho, son 465 atractivos turísticos los que conforman el inventario del Instituto Distrital de Turismo. Y lo mejor, muchos de estos son de entrada gratis.

Su movida en cifras

La ciudad, con más de 7 millones de habitantes, ya no es solo la puerta de entrada obligatoria de los extranjeros que llegan al país para visitar otros destinos. “Se consolida cada vez más como un destino auténtico, multicultural, diverso y con atractivos turísticos para todos los viajeros”, dice la directora del Instituto de Turismo de Bogotá (IDT), Adriana Gutiérrez.

La capital colombiana recibió en el 2015 cerca de 8 millones de visitantes, de los cuales 1’800.000 eran extranjeros. El resto fueron viajeros nacionales.

Según cifras del aeropuerto El Dorado, durante el 2015 recibió 4’703.632 vuelos internacionales, un 49,5 por ciento más que en el año pasado. Los vuelos nacionales fueron más de 10,4 millones, un aumento del 48,6 por ciento comparado con el 2014.

De iglesia en iglesia

Para los más católicos hay un tour por las más importantes iglesias de Bogotá, que son verdaderas joyas religiosas y arquitectónicas donde, además, se concentrarán las actividades de la Semana Santa.

En el norte de Bogotá, en el barrio Usaquén, se levanta la parroquia Santa Bárbara. Con su fachada blanca, el templo es un símbolo de este tradicional barrio, que parece un pueblito metido en la ciudad; Usaquén, además, es una de las zonas gastronómicas por excelencia de la capital.

En Chapinero está la basílica de Nuestra Señora de Lourdes, un bello templo de arquitectura gótico, cubierto de imponentes vitrales, levantado en 1904.

La iglesia de la Candelaria, en la esquina de la calle 11 con carrera 4.ª, es un monumento nacional consagrado a San Nicolás de Tolentino. De fachada amarilla, su construcción comenzó en 1686.

También, en el centro, hay que visitar la iglesia San Francisco, ubicada en la carrera 7.ª con avenida Jiménez. Es el templo más antiguo de la capital –su construcción se inició en 1566– y finalizó durante la segunda mitad del siglo XVI.

A pocas cuadras, en la carrera 5.ª con calle 8.ª, está el bello santuario de Nuestra Señora del Carmen, que en su arquitectura combina los estilos gótico florentino, con toques bizantino y árabe. La Veracruz, en la calle 16 con 7.ª, fue una de las primeras iglesias construidas por los conquistadores, en 1546.

En el sur de la ciudad, en el barrio 20 de Julio, queda el santuario del Divino Niño, uno de los símbolos religiosos de los capitalinos.

Aire puro en la ciudad

Respirar aire puro dentro de la ciudad es todo un privilegio. Entre los escenarios para disfrutar de la naturaleza y de las actividades al aire libre están el clásico parque Simón Bolívar, con sus lagos, bosques y sus 283 hectáreas de extensión. Ubicado sobre la avenida 68 con calle 53, está pegado de otros atractivos como la Biblioteca Virgilio Barco –una joya de la arquitectura moderna del fallecido Rogelio Salmona– y del Parque Salitre Mágico, ideal para quienes quieren disfrutar emociones fuertes en montañas rusas y otras atracciones mecánicas.

El Jardín Botánico José Celestino Mutis, con sus 19 hectáreas de jardines, árboles y espejos de agua, es un edén en la calle 63 entre las avenidas Rojas y 68.

Muy cerca, sobre la calle 63 con la transversal 47, brota otro paraíso capitalino: el parque de los Novios. Son 23 hectáreas de senderos naturales bañados por un lago y con espacios ideales para hacer un pícnic, leer o disfrutar de los días soleados. Siguiendo hacia el occidente, entre las avenidas Boyacá y Cali, en inmediaciones de la calle 80, se esconde el humedal Santa María del Lago. Son once hectáreas de jardines, un espejo de agua y senderos. Es el lugar para los amantes de las aves, pues es hogar de diferentes especies de patos y recibe la visita de pájaros migratorios.

Turismo rural y de naturaleza

Entre las caminatas ecológicas se destaca la visita a la quebrada Las Delicias, ubicada en la calle 71, arriba de la carrera primera. Pertenece a la cuenca hidrográfica del río Juan Amarillo o Salitre y tiene una cascada de 41 metros de altura.

A lo largo del recorrido es posible encontrar amplia variedad de fauna, como la pava andina, colibríes, murciélagos, roedores, mariposas y otras especies del bosque alto andino.

Al otro lado de la ciudad, en el sur, los viajeros pueden disfrutar de la ruta agroturística en la vereda La Requilina, de Usme; un proyecto de un grupo de campesinos orgullosos de sus raíces, que les enseñan a los turistas desde cómo sembrar papa y trigo hasta a ordeñar una vaca.

En el barrio Ciudad Bolívar también hay un circuito de turismo rural comunitario en el cual se visita la cuenca del río Tunjuelo y se caminan senderos naturales en los que es posible observar flora del bosque andino alto. Los viajeros pueden deleitarse con la comida que los campesinos preparan en fogones de leña.

www.turismoruralcomunitario.org

Centro histórico

La visita a la Bogotá clásica, la que recuerda las épocas de su fundación en 1538, se debe concentrar en el centro histórico. El recorrido puede empezar en la plaza de Bolívar, donde se concentran varias de las joyas arquitectónicas e históricas de la ciudad: el Capitolio Nacional –la sede del Congreso de la República construida entre 1848 y 1926–, el Palacio de Liévano –sede de la Alcaldía Mayor desde 1910– y la Catedral Primada, sede cardenalicia y uno de los templos católicos más importantes del país, levantada entre 1807 y 1823. También la nueva edificación del Palacio de Justicia, construida después de la toma de 1985.

El centro conecta con La Candelaria, el barrio más tradicional de la ciudad, que se caracteriza por su conservada arquitectura colonial, con sus casonas con balcones de madera, con sus museos y bibliotecas como la Luis Ángel Arango; con galerías, hoteles y hostales, cafés y cientos de edificaciones más, de las cuales, muchas son bienes de Interés Histórico y Cultural de la nación.

La Candelaria se deja caminar fácilmente. Pero quienes quieran hacerlo sobre ruedas deben montarse en el tranvía de Bogotá y, de paso, hacer un emotivo viaje al pasado y a las tradiciones santafereñas, que recuerdan cuando este era el medio de transporte. Es un colorido vehículo de madera donde el conductor y los guías están vestidos con los trajes de la época. Tiene varias rutas y visita los lugares más emblemáticos –como el Chorro de Quevedo– y puede incluir un típico desayuno santafereño, con chocolate y almojábanas.

Por su parte, el colectivo turístico de La Candelaria ofrece recorridos nocturnos guiados y cenas románticas con carros antiguos.

Imperdible visitar el cerro de Monserrate, hogar de la imagen del milagroso Señor Caído y donde se revela una bella y completa panorámica de la ciudad y de los cerros que la custodian. Ubicado a 3.152 metros de altura, se puede subir caminando, en teleférico o funicular. Las ventas de artesanías y restaurantes de comida tradicional complementan la visita.

Informes: http://www.lacandelaria.info/
http://tranviabogota.com/
http://www.cerromonserrate.com

Más información: http://bogotaturismo.gov.co/.

VIAJAR