Archivo

Niños de 12 países tienen la voz en diálogo global en Medellín

Un grupo de 350 estudiantes discuten desde mañana en el Columbus School sobre sostenibilidad.

notitle
09 de marzo 2016 , 01:04 p.m.

Que los niños sean los que tomen los micrófonos, que discutan sus proyectos sobre cambio climático, educación y disminución de la pobreza, y que salgan de las aulas a ponerlos en marcha, son las novedades de ‘Líderes Valientes, Decisiones Audaces’, una conferencia a la que asisten 350 delegados de colegios de Colombia y de otros 12 países del continente.

El encuentro, que inicia este viernes y concluye este 12 de marzo, tiene lugar en las instalaciones del Columbus School de Medellín, donde desde hace dos años un grupo de 15 estudiantes, entre los 13 y 17 años, alista la agenda temática, seleccionan invitados y convocan a medios de comunicación.

El resultado de que sean niños y jóvenes los empoderados y ejecutores de la idea es que la propuesta del evento incluye las verdaderas preocupaciones de esta población acerca del futuro. Por eso, los estudiantes interesados tuvieron que enviar la descripción de un proyecto que tuviera como fin identificar y solucionar un problema de su localidad, y así fueron elegidos.

Entre los seleccionados hay propuestas de alto impacto. En el American School de Guadalajara, México, por ejemplo, constituyeron un Museo de la Empatía, una especie de paredón público en el que quieren exponer historias de líderes inspiradores con el fin de elevar la conciencia de las comunidades.

Los estudiantes del Lincoln School de Costa Rica, preocupados por el conflicto que se presenta en ese país entre taxistas y conductores de Uber, proponen talleres durante un año con 50 afectados por esta discusión para buscar soluciones y opciones de cooperación entre ambas partes.

Los jóvenes del Colegio Americano de Torreón, en El Paso, Texas, se preguntaron en cambio si el agua que consume su comunidad está contaminada con arsénico, la respuesta la han buscado en el último año por medio de pesquisas sobre la calidad del líquido vital en su comunidad y esperan entregar resultados durante la conferencia.

También en el American School de Guadalajara ha sido inevitable no preocuparse por el fenómeno de los inmigrantes y prestan asistencia a personas que cruzan los países de Centroamérica en trenes de carga. Los mismos estudiantes elaboraron mochilas y las llenaron con donaciones de ropa, zapatos, mantas, alimentos, artículos de higiene, etc., para que una organización la entregue a los inmigrantes cuando se trasladan por los rieles.

Las personas en situación de discapacidad física de Nicaragua también son beneficiadas de estos proyectos. En el American School de ese país, los jóvenes han logrado conseguir recursos humanos y financieros para beneficiar a esta población, con el fin de crear una sociedad más inclusiva y para demostrar que tienen las mismas capacidades para lograr por sí mismos grandes oportunidades.

La idea de que estudiantes de todo el mundo compartan sus conocimientos sobre calidad de vida para comunidades y desarrollen su liderazgo tuvo lugar por primera vez en 2006 y provino de una organización llamada Global Issues Network, que busca promover soluciones a problemas globales relacionados con el medio ambiente, la sociedad y la sostenibilidad.

Lisa Sills, durante 32 años maestra en Congo, Burkina Faso, Kenia, Tailandia, Marruecos e Israel, y ahora directora ejecutiva de la organización, destacó que las soluciones y el análisis sobre las problemáticas que atañen al mundo no deben estar confinados a los adultos, sino incluir las voces de niños y jóvenes, en cuyas manos finalmente está el futuro.

Este año, la conferencia de GIN para América, denominada por los jóvenes como ‘Líderes Valientes, Decisiones Audaces’, contará además con invitados que compartirán experiencias motivacionales. Entre ellos está Manuel Maqueda, fundador de la iniciativa ‘El Plástico Mata’, que alerta a nivel mundial sobre los peligros de la contaminación por plásticos y sus efectos tóxicos sobre la fauna, el medio ambiente y la salud humana.

MEDELLÍN