Archivo

Primer fallo contra Samuel Moreno será por contratación de ambulancias

Recibirá sentencia por la última de las investigaciones iniciadas en su contra. Pide la absolución.

07 de marzo 2016 , 11:38 p.m.

Casi cuatro años y seis meses después de haber sido capturado por el escándalo del ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá, el exalcalde Samuel Moreno Rojas recibirá este martes sentencia en uno de los tres procesos que se siguen en su contra por corrupción.

Samuel Moreno Rojas, delfín de la familia del general Gustavo Rojas Pinilla, fue separado de su cargo como Alcalde Mayor de la ciudad en mayo del 2011 y capturado cinco meses después por el mismo escándalo que hoy tiene presos y condenados a su hermano, el senador Iván Moreno, a los empresarios Miguel, Manuel y Guido Nule y a una docena de exfuncionarios y exconcejales de la capital.

Este lunes, Fiscalía y Procuraduría pidieron condena en su contra por los malos manejos en el proceso de contratación de las ambulancias en Bogotá.

Paradójicamente, es por la última de las investigaciones iniciadas en su contra que se produciría la primera condena.

El exalcalde y su defensa han sido cuestionados por supuestas maniobras dilatorias que incluso dieron lugar a investigaciones disciplinarias contra sus abogados y que en algún momento llegaron a poner sobre el tapete una eventual libertad por vencimiento de términos.

El proceso hace referencia al contrato 1229 del 2009 entre el Fondo Financiero Distrital de Salud y la Unión Temporal Transporte Ambulatorio de Bogotá. Según la Fiscalía, Moreno habría recibido millonarias comisiones ilegales por ese negocio, que se tasó por 67.000 millones de pesos y fue adjudicado a la Unión Temporal Transporte Ambulatorio de Bogotá.

Testigos que ya admitieron su papel en el plan para defraudar a Bogotá como el exsecretario de Salud Héctor Zambrano, el exconcejal Hipólito Moreno y el cuestionado empresario Emilio Tapia han señalado a Moreno y a su hermano Iván como los cerebros de una “empresa criminal” encaminada a esquilmar la plata de los contratos públicos, en esta ocasión a través de los contratos de la red de salud.

El exmandatario, detenido en la Escuela de Carabineros de la Policía de Bogotá, fue juzgado por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y cohecho. De ser culpable, pagaría una pena de 11 a 24 años de prisión.

Agravantes de la pena

En la audiencia de alegatos finales ante el juez 14 de conocimiento, la Fiscalía señaló que existen dos circunstancias de mayor punibilidad: el poder que ejercía en su condición de Alcalde Mayor de Bogotá y sus estudios, en nivel de posgrado, que le permitían entender a cabalidad que sus presuntas actuaciones estaban por fuera de la ley.

“Era su deber proteger lo ordenado por la Constitución Política y todo lo contrario, su señoría, actuó en contravía a estos preceptos sin que existiera justa causa alguna que permitiera su actuar. Es clara muestra de antijuricidad. Los testimonios vertidos en este juicio en los cuales se indica cómo a través de su conducta el alcalde propugnó por el abandono de los principios que rigen la administración y mas concretamente la contratación estatal”, dijo la Fiscalía durante la audiencia.

El exalcalde Moreno durante la audiencia pidió al juez que lo absuelva de los cargos imputados. “Me declaro inocente, nunca recibí dinero de nadie y conforme a debate probatorio, pruebas documentales y testimonios. Solicito fallo absolutorio”, indicó.

Dos casos en juicio

El exalcalde tiene otros dos procesos en su contra por las irregularidades en contratos de malla vial y por las obras de la calle 26. En el primero de ellos fue imputado por el delito de cohecho por la adjudicación de los contratos de malla vial 071 y 072 del 2008 por más de $ 14.000 millones. Según la investigación, Moreno aceptó ofrecimientos del Grupo Nule, y por cuenta de ese pacto él y su hermano Iván Moreno habrían recibido pagos por cerca de cinco mil millones.

En el segundo de los casos se le imputaron los cargos de interés indebido en la celebración de contratos, peculado y concusión. De acuerdo a los argumentos de la Fiscalía hubo irregularidades en contratos de la fase III de TransMilenio (calle 26), malla vial y cinco contratos de valorización.

La Fiscalía señala que el exalcalde Moreno con sus actuaciones generó sobrecostos por $ 218.347 millones. Además se omitió la devolución al IDU de $ 28.000 millones que, según los investigadores, llegaron a manos del exmandatario para ser entregados a terceros.

Finalmente se le acusa de pedir al empresario Miguel Nule $ 5.000 millones, para interceder en la cifra por pago de siniestro de las obras de la calle 26.

Los condenados por el ‘carrusel’

Orlando Parada (exconcejal):  Uno de los concejales que usó la Unidad de Mantenimiento Vial para influenciar contratos. Condenado a nueve años de prisión.

Iván Moreno (exsenador): Condenado a 14 años de prisión por beneficiar a los Nule en la adjudicación de los contratos de la fase III de TransMilenio.

Hipólito Moreno (exconcejal): Condenado a seis años y medio de prisión. Moreno recibió coimas en el escándalo de los contratos de ambulancias de Bogotá.

Inocencio Meléndez (abogado, exjefe jurídico del IDU): En 2011 recibió condena de siete años de prisión. Recuperó su libertad en 2015 luego de pagar cuatro años de cárcel.

Andrés Camacho (exconcejal): Sirvió de puente en la entrega de coimas de contratistas a funcionarios de la Unidad de Mantenimiento Vial. Fue condenado a cinco años y 7 meses de prisión.

Julio Gómez (contratista): Por la entrega de un millonario soborno al IDU, Gómez fue condenado a 10 años de prisión y al pago de una multa de 6.000 millones de pesos.

Germán Olano (excongresista): Fue garante en el acuerdo de la entrega de comisiones entre los Nule y los hermanos Moreno Rojas. Recibió condena de ocho años de prisión.

Héctor Zambrano (exsecretario de salud de Bogotá): Está pagando 13 años de cárcel por recibir dinero para la adjudicación de contratos de ambulancias por un valor superior a los 67.000 millones de pesos.

Francisco rojas Birry (expersonero): Fue condenado a ocho años de prisión por haber recibido dinero para no ejercer sus funciones como vigilante de los recursos de Bogotá.

Emilio Tapia (contratista): Es quien ha recibido la mayor condena por el ‘carrusel de la contratación’. Tapia pagará 17 años de cárcel.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com