Archivo

El sueño de Fernando Gaviria

Este joven está llamado a ocupar un lugar entre los grandes nombres del ciclismo colombiano.

07 de marzo 2016 , 08:35 p.m.

Fernando Gaviria Rendón celebra al ganar, por segunda vez, la medalla de oro en la prueba del ómnium, en el Mundial de Ciclismo en pista que se celebra en Londres. Foto: Reuters

A estas alturas ya no cabe mayor duda: el ciclista antioqueño Fernando Gaviria está llamado a ocupar un lugar entre los grandes nombres del ciclismo colombiano.

Con apenas 21 años, ya se ha puesto dos veces la camiseta arcoíris que lo acredita como campeón de la prueba del ómnium en los mundiales de ciclismo, además de haber obtenido un título panamericano en la misma especialidad y ocho victorias de etapa en pruebas de ruta del más alto nivel. En las carreteras se ha destacado en los ‘embalajes’, con los que se definen las llegadas masivas. En tan poco tiempo se ha ganado con sus demostraciones el respeto de los mejores del planeta en esta modalidad. No son pocos los expertos que esperan muy pronto verlo como gran referente de esta especialidad.

Todo lo anterior como preámbulo para decir que es también uno de los deportistas colombianos con opción real de regresar de Río de Janeiro con una medalla de oro. Esta consideración no es fruto de los normales excesos de optimismo posteriores a las victorias, y debe ser suficiente para tomar muy atenta nota del pedido que hizo el deportista el pasado domingo de contar con más tiempo para preparar su participación en los Juegos Olímpicos.

Es verdad que al haberse vinculado a un equipo profesional de ruta, el Ettixx belga, las prioridades cambian y los intereses comerciales de sus patrocinadores pueden llegar a tener el mismo peso en la balanza que su intención de escuchar el himno nacional en lo más alto del podio del velódromo olímpico. Pero es cierto también que al firmar el contrato, el oriundo de La Ceja aclaró que su prioridad del primer semestre era la medalla de oro.

Es aquí donde se espera que el Comité Olímpico y la Federación de Ciclismo tengan la capacidad de gestión suficiente para limar eventuales asperezas y elaborar un plan de preparación para los meses que restan, que armonice las comprensibles expectativas del equipo belga que sabe que tiene a un fuera de serie, garantía de excelentes resultados, con el sueño olímpico de un joven talentoso que es también el de todo un país.

editorial@eltiempo.com