Archivo

Anla defiende las modificaciones en licencia de Reficar

El director de la Anla reiteró que su despacho vigila que se cumpla estrictamente con lo ordenado.

notitle
07 de marzo 2016 , 07:26 p.m.

Ante la polémica por las modificaciones que se le hicieron a la licencia ambiental de la Refinería de Cartagena (Reficar), la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) salió a defender sus actuaciones.

Contrario a lo que dice la Contraloría General, para Fernando Iregui, director de la Anla, no era necesaria la expedición de un acto administrativo para modificar la licencia y permitir que Reficar transportara petcoque –residuo de carbón que resulta del proceso de refinación del petróleo– en camiones mientras construye el puerto.

“No va a haber impactos diferentes a los que están en la licencia. Se autorizó mediante giro ordinario y de forma transitoria el traslado de material petcoque desde la refinería al puerto de Mamonal (en Cartagena). La Contraloría viene preguntando por ese tema desde hace dos años y la Anla ha respondido a cada uno de los cuestionamientos”, explicó Iregui.

Y agregó que el transporte se va a hacer mediante tráileres y barcazas especiales, que tienen compuertas selladas y que son cargadas y descargadas a través de un sistema de brazo interno, para evitar el escape de material al ambiente.

Según dijo, antes de agregar los giros ordinarios a la licencia, a Reficar se le exigió un estricto plan de contingencia y pólizas de seguros. Además de eso, esa autorización es temporal, mientras que la refinería construye su propio puerto, obra contemplada en la licencia.

Frente a las denuncias ciudadanas que llegaron a la Procuraduría por posible contaminación en los alrededores de Mamonal, Iregui advirtió que la operación para transportar el petcoque no ha comenzado. “Hasta ahora no se ha producido, ni han sacado el primer gramo”, dijo.

El director de la Anla reiteró que su despacho vigila que se cumpla estrictamente con lo ordenado en la licencia ambiental de Reficar, incluido el tema de la reforestación.

“Hay obligaciones, como las compensaciones por aprovechamientos forestales. A eso se le hace un seguimiento periódico. Por cada mata de manglar que cortaron para hacer la refinería tienen que sembrar tres. Si no cumplen con la licencia, hay sanciones pecuniarias y de compensaciones, es decir que las multas no solo son por plata”.

Iregui admitió que ya habló con la Procuraduría sobre el caso y dijo que, al igual que con la Contraloría, se está entregando toda la documentación en la que están soportadas las actuaciones de la Anla.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com