Archivo

'Hay autismo en las Farc' sostiene Eduardo Pizarro

'Es absolutamente indeseable seguir prolongando las negociaciones', dice el experto.

notitle
06 de marzo 2016 , 05:58 p.m.

Las Farc no escuchan, tienen unos patrones de comportamientos restringidos, repetitivos y estereotipados que les impide entender que seguir prolongando indefinidamente el acuerdo final con el Gobierno nacional es un error.

“Hay autismo institucional en las Farc, creen que gozan de mayor respaldo en la opinión pública del que gozan y si bien es cierto que hay una franja minoritaria que ve con simpatía las Farc, la población colombiana es crítica de la violencia en todas sus manifestaciones”.

Eduardo Pizarro Leongómez, uno de los dos relatores de la Comisión Histórica del Conflicto, así lo aseguró en entrevista concedida a Llano Sie7edías.

Y prosiguió Pizarro: “No se entiende como después de tantos años de iniciado un proceso de paz en Colombia, desde 1990, continué la violencia política en el país, sobre todo porque en el año 2009, 13 de los 19 gobiernos de América Latina eran gobiernos de izquierda, el 60 por ciento de la población Latinoamericana estaba siendo gobernada por la izquierda que llegó al poder por las vías democráticas y ya no estamos en la época de Salvador Allende, con el golpe de 1973”.

Agregó que la reunión en el Conejo, en La Guajira, fue un grave error de las Farc, que deben entender que los colombianos quieren la paz y quieren ser enormemente generosos en un proceso de reconciliación nacional, porque va en contravía de sus intereses, porque su reencuentro con la sociedad va a ser más compleja y más difícil.

En las dos últimas elecciones el Centro Democrático se ha posesionado como una de las dos principales fuerzas políticas en el Meta y hoy en Uribe, un municipio histórico para las Farc, está un alcalde Liberal y de nueve concejales solo uno pertenece a las fuerza política que son simpatizantes del movimiento guerrillero.

Eso es una muestra de que las Farc tienen que repensar cómo van a recuperar la confianza de los colombianos, en lugar de prolongar y dificultar las negociaciones. “Ellos tienen que ser más humildes en un país que les exige a gritos la paz”, concluyó.

El Eln

Eduardo Pizarro Leongómez, uno de los dos relatores de la Comisión Histórica del Conflicto, considera que la no desmovilización del grupo guerrillero Eln es un golpe muy duro para el país.

“Desde 1990 llevamos viviendo posconflictos parciales con el M19, luego con el EPL, el Quintín Lame, el PRT, la Corriente de Renovación Socialista y después las AUC”.

En el caso de El Salvador y Guatemala, los grupos cuatro grupos guerrilleros que estaban unificados en la Unión Nacional Revolucionaria Guatemalteca o en FMLN se desmovilizaron en el mismo día.

“Entonces hubo un posconflicto con el conjunto del movimiento armado, a diferencia de Colombia, con un modelo de desmovilización parcelada y que hacen que nunca tengamos un posconflicto definitivo”, sostiene Pizarro.

Acto simbólico

Eduardo Pízarro considera que este 23 de marzo no se firmara el acuerdo, como lo había anunciado el presidente Juan Manuel Santos, pero se hará un acto simbólico en el cual se suscriba un documento para exprese la voluntad irreversible de adelantar la política de paz.

Al mismo tiempo se le dirá al país que existen algunos temas pendientes, con la intención de lograr mantener la confianza en los colombianos y la comunidad internacional.

Pizarro cree que se dará un tiempo prudencial para cerrar lo que falta, que son la forma de refrendación de los acuerdos, los campamentos donde se van a ubicar los frentes guerrilleros, las armas y su destino, y el modelo de desmovilización para hacer el tránsito de las armas a la política.

El experto en tema de paz considera que la prioridad es la atención a los desmovilizados, porque para las víctimas la mayor demanda es la garantías de no repetición. Aunque las víctimas quieren apoyos materiales, cuando son de escasos recursos, quieren verdad y quieren justicia, pero el éxito de la reintegración de los excombatientes es la seguridad de las víctimas, aseguró Pizarro.

De las víctimas dijo que hay que colocar todo en el plano de la justicia, de la verdad, de la reparación. “Yo pertenezco a la escuela del perdón y me baso en un testimonio de un sobreviviente de los campos de concentración de Nazi que nunca quiso perdonar hasta que un rabino le dijo ‘es que usted no ha salido del campo de concentración, usted sigue estando detenido por los nazis’.

NELSON ARDILA ARIAS
Redacción Llano Sie7edías
@nelard1