Archivo

Las cartas que tiene el Gobierno para evitar un apagón energético

Importación y ahorro con incentivos, algunas de las estrategias. El país, en el filo de la navaja.

notitle
05 de marzo 2016 , 06:40 p.m.

A pesar de que los operadores del mercado eléctrico ven posible el tener que hacer cortes de luz de una hora durante algunos días a partir de la última semana de marzo, y probablemente hasta mayo, las autoridades energéticas creen que el país será capaz de pasar el fenómeno del Niño, el más fuerte de la historia, sin tener que verse obligado a hacer un racionamiento de energía.(Así se vivía en Colombia durante el apagón de 1992)

Esta semana el ministro de Minas y Energía, Tomás González, reafirmó que aun con la hidroeléctrica más importante (Guatapé) fuera de servicio hasta mayo, y la salida por tres semanas de una unidad de generación de la térmica Zona Franca Celsia, los cortes de energía no serán necesarios.

El Ejecutivo confía en que las cuatro cartas que se va a jugar para lograr el objetivo funcionarán serán suficientes para impedir que el país repita, 24 años después, la costosa experiencia de los racionamientos eléctricos.

No obstante, los agentes del sector insisten en que el sistema está muy débil, al filo de la navaja, y que en manos del ahorro los usuarios está la clave para que el temido apagón no se dé. (Lea también: La sombra del racionamiento nos asusta 24 años después)

‘Un estornudo nos mata’

Ángela Montoya, presidenta de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), señala que con la salida de servicio de estas dos centrales el sector quedó sin margen de maniobra ante cualquier eventualidad adicional.

Pero tras reiterar que pese a estos incidentes los modelos aún muestran que el país puede pasar raspando este duro examen, la dirigente gremial advierte que “un estornudo nos mata”.

Y a la espera de que lleguen de forma plena los 7 gigavatios hora a los que se comprometió Ecuador y de que salgan las medidas de ahorro voluntario de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), María Nohemí Arboleda, gerente de XM, firma que administra el mercado eléctrico, también señala que si falla otra cosa, hay una eventualidad o la demanda no reacciona sino hacia arriba, “entonces vamos a quedar desprotegidos totalmente”.

Arboleda se refiere a que desde que el año pasado el Gobierno y las empresas del sector lanzaron campañas de ahorro de energía, pero el consumo creció 4,6 por ciento anual en febrero, tras subir 5,7 por ciento en el mes de enero.

Lo cierto es que si llegara a declararse un racionamiento, su duración mínima sería de 7 días, según el estatuto vigente de la Creg.

En ese escenario, se repetiría el denominado apagón que soportó el país entre el 2 de marzo de 1992 y el 7 de febrero de 1993, y que en ciudades como Bogotá causó cortes de luz de hasta cuatro horas diarias.

Una de las estrategias del Gobierno de ese entonces para mitigar el impacto de la crisis energética, que le costó a la economía entre 2 y 2,5 por ciento del PIB –es decir, entre 16 y 20 billones de pesos de hoy–, fue la ‘hora Gaviria’, que consistió en adelantar el reloj una hora, para aprovechar la luz natural de mejor manera.

El daño de Guatapé

La lesión del ‘James’ eléctrico, como llamó el ministro Tomás González a la hidroeléctrica Guatapé, en Antioquia, se dio por una caída en la presión del aceite del sistema de aislamiento de un cable, al cual se le detectó una fuga durante una tarea de mantenimiento. Esto originó el cortocircuito y el incendio que destruyó 400 metros de cableado. Empresas Públicas de Medellín (EPM) decidió cambiar los más de 30 km del cableado que mueven la energía desde las turbinas por uno más moderno. El proceso costaría entre 100.000 y 200.000 millones de pesos. El presidente Juan Manuel Santos, quien ayer estuvo en la hidroeléctrica, pidió a EPM “acelerar el arreglo” y ofreció “toda la ayuda para lograrlo lo más pronto posible”.

Usuarios, con gran cuota en las medidas

Embalses bajarían a mínimos históricos

Para enfrentar la salida de las térmicas, por fallas o mantenimientos, se usarán más reservas hídricas. La gerente de XM, María Nohemí Arboleda, dice que si bien algunos generadores confían en operar hasta en el 5 por ciento, el sistema nunca se ha sometido a una prueba de ese tipo, ya que con niveles bajos los remolinos pueden dañar las turbinas. El Consejo Nacional de Operación pidió garantizar la calidad de las mediciones. (Lea también: Gobierno descarta, por ahora, racionamiento de energía en el país)

Ahorro de usuarios, apelando al bolsillo

Según XM, se requiere mínimo un ahorro del 5 por ciento, pues las campañas que se inicia- ron el año pasado no han servido. Ante esto, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) estudia medidas de ahorro voluntario a través de incentivos en las facturas, pero tras las dos sesiones de la entidad de la semana pasada el tema sigue enredado, pues no es claro del bolsillo de quién saldrá la plata, si de los agentes o a través de subsidios de estratos altos a los bajos. Lo anterior, porque en el presupuesto de la Nación no hay recursos.

Para XM, es urgente tomar medidas como adelantar días festivos, pues en estos últimos el consumo baja hasta un 13 por ciento frente a los días normales.

Se espera que en Semana Santa el sistema tenga un alivio.

Llegará más energía proveniente de Ecuador

Tras los acuerdos binacionales, este país inició vendiendo 1,7 gigavatios hora día, nivel que ya subió hasta los 4,2 gigavatios el pasado 2 de febrero. Aunque la idea es que se llegue a los 7 gigavatios o más, este objetivo está limitado por las restricciones de las líneas de transmisión y por la disponibilidad, ya que si bien la energía viene de una central nueva, el vecino país también prioriza su abastecimiento interno.

Térmicas, exigidas a máxima capacidad

En los últimos meses la mitad de la generación de energía la han aportado las centrales térmicas, como estaba previsto, y la idea es que continúen prendidas lo máximo posible.

Sin embargo, fuentes consultadas dijeron que el viceministro de Energía, Carlos Eraso, ha pedido aplazar las fechas de los mantenimientos, a lo cual varios agentes se han negado, por el riesgo para los equipos. Eraso aseguró que no ha hecho ninguna solicitud.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu