Archivo

Meta tiene el reto por conservar certificación educativa.

La Secretaría de Educación debe cumplir un plan de mejoramiento.

notitle
04 de marzo 2016 , 07:17 p.m.

Además de las dificultades propias de los tiempos de austeridad, la Secretaría de Educación tiene un reto muy grande para resolver en un plazo máximo de 16 meses: mantener la certificación que le permite administrar la educación de manera descentralizada, sin la intervención del Ministerio de Educación.

En este plazo, la dependencia debe cumplir con el ‘Plan de mejoramiento y desempeño’ exigido por el Ministerio de Hacienda, tras las falencias detectadas desde administraciones anteriores en la entrega de información.

El requerimiento también tiene que ver con los recursos por 4.000 millones de pesos destinados para la educación que se desviaron a las fiducias contratadas en la administración del gobernador Juan Manuel González.

El plan de mejoramiento había sido exigido a la administración anterior, que interpuso un recurso de reposición el 21 de octubre de 2015, en el cual solicita la revisión de estas exigencias. No obstante, el Ministerio de Hacienda se ratificó en los 13 puntos del plan de mejoramiento, en la Resolución 231 que en respuesta sobre el tema recibió el actual gobierno el pasado 2 de febrero.

Esto significa que la Secretaría de Educación debe cumplir con este Plan de Mejoramiento, pues de lo contrario se vería sometida a sanciones y la administración de la educación del Meta sería intervenida por el Ministerio de Educación.

Sobre el tema, el secretario de Educación del Meta, Juan Diego Muñoz Cabrera, explicó que la mayoría de los hallazgos que condujeron al requerimiento del Ministerio de Hacienda se relacionan con la no presentación de la información en los plazos, condiciones y formatos exigidos por esa dependencia.

“También hubo hallazgos de inconsistencias en la información presupuestal y de tesorería, así como de inadecuados registros del uso de recursos provenientes del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet)”, reconoció el funcionario.

Talón de Aquiles

Ante el reto de mantener la certificación de la Secretaría de Educación, aún no hay claridad sobre cuál sería la salida al tema más difícil de solucionar y es el de los recursos por un monto de 4.000 millones de pesos que fueron a parar en las fiducias, en lugar de invertirse para lo que estaban destinados como el pago de nómina y mejoramiento de la calidad educativa.

El gobierno departamental ha presentado informes de las gestiones realizadas desde gobiernos anteriores y los procesos jurídicos vigentes en contra de estas fiducias encaminados a la recuperación de los recursos, pero esto no ha sido suficiente para el Ministerio de Hacienda.

En consecuencia, el gobierno departamental está a la expectativa de concertar una reunión con los representantes de ese Ministerio donde se defina cómo se podría subsanar este asunto y se presenten las posibles salidas que propone la gobernación para solucionar este problema.

El secretario de Educación del Meta, Juan Diego Muñoz Cabrera, reiteró que el compromiso del gobierno departamental es cumplir con el ‘Plan de mejoramiento y desempeño’ exigido por el Ministerio de Hacienda antes de que se cumplan los primeros seis meses de gobierno.

Según Muñoz Cabrera, el gobierno departamental presentó ante el Ministerio de Educación una propuesta de plan de mejoramiento y desempeño para su aprobación. “Aún no conocemos la respuesta del Ministerio, pero tenemos información extraoficial de que ya fue aprobado y estamos esperando la comunicación oficial, a partir de la cual empezaría a contar el plazo de los 16 meses establecido”, explicó.

María Isabel Barragán
Especial para LLANO SIE7E DÍAS