Archivo

Tomás y Jerónimo Uribe se presentaron en la Fiscalía

Llevaron un poder por señalamientos que los vinculan con el 'zar de la chatarra'.

notitle
04 de marzo 2016 , 03:21 p.m.

Los hermanos Tomás y Jerónimo Uribe, hijos del expresidente Álvaro Uribe Vélez, se presentaron este viernes en el búnker de la Fiscalía, con tres objetivos. (Lea también: Hijos de Uribe dicen que quieren implicarlos con 'zar de la chatarra')

Hector Fabio Zamora - EL TIEMPO

Los Uribe afirmaron que llevaron un poder ante la eventual investigación que se sigue en su contra, "si es que existe, tal y como se ha dicho", por supuestos vínculos con el 'zar de la chatarra', James Arias.

Según su abogado Jaime Lombana, los hermanos Uribe se presentaron voluntariamente y quisieron hablar con Iván Lombana, fiscal que adelanta las investigaciones contra el 'chatarrero'. Sin embargo, señalaron: "Nos dijeron que está ocupado, que no nos puede recibir".

Los hermanos Uribe también radicaron una carta dirigida al fiscal general Eduardo Montealegre y al presidente Juan Manuel Santos, en la que señalan que han conocido supuestos testimonios que hablan de ofrecimientos de la Fiscalía a James Arias para vincularlos con actividades criminales. (Ver carta al final de la nota)

"Tenemos soporte escrito de cuatro de estos seis testimonios, dos de ellos juramentados", dice el documento.

El abogado Lombana agregó que los hermanos Uribe quisieron visitar a su tío, Santiago Uribe, que se encuentra detenido en los calabozos del búnker de la Fiscalía. "Quisieron visitarlo como le corresponde a cualquier ser humano que se le respete el mínimo de dignidad, pero tampoco se les permitió", dijo Lombana.

La presencia de los Uribe Moreno coincide, en todo caso, con el avance del sometimiento a la justicia de James Arias, alias el Zar de la Chatarra, quien llegó a un acuerdo con la Fiscalía para entregar bienes y delatar a supuestos socios de actos ilícitos.

James Arias, alias el 'zar de la chatarra' - Archivo particular

Tomás y Jerónimo Uribe, así como su padre, el expresidente Álvaro Uribe Vélez, aseguran que habría un pacto para que ellos salieran salpicados por los negocios de Arias, con quien tuvieron relaciones comerciales en el pasado.

Los Uribe le enviaron una comunicación al procurador Alejandro Ordóñez en la que piden revisar "la posible existencia de ofrecimientos y presiones indebidas al señor Arias en contravía" de sus derechos y seguridad jurídica.
En esa misma carta aseguran que el año pasado tuvieron, de seis personas diferentes, supuestas informaciones sobre "presuntos ofrecimientos por parte de la Fiscalía y la Presidencia" para vincular a los Uribe en "las actividades criminales de las cuales hoy se le acusa".

Arias es señalado de haber defraudado, con empresas de papel, en casi medio billón de pesos a la Nación a través de maniobras tributarias con exportaciones ficticias.

Los Uribe dicen que llevan 13 años con su empresa de comercialización de materiales reciclables y que han recibido "numerosas y exhaustivas revisiones por parte de la DIAN" en las cuales se habrían revisado los negocios con Arias.

Los hijos del expresidente Uribe dicen que los negocios con Arias representaron el 2 por ciento de sus ingresos entre el 2005 y el 2015.

Bajo la gravedad de juramento, afirman que "el único vínculo comercial" con Arias fue "la compraventa de chatarra en operaciones legales y legítimas" y agregan que jamás recibieron por parte de Arias "o persona alguna propuesta tendiente a favorecer o participar en actividades criminales de las que hoy está acusado y de las que nos dimos por enterados a través de los medios de comunicación".

Hector Fabio Zamora - EL TIEMPO

Los negocios de Tomás y Jerónimo Uribe han sido centro de varias polémicas desde el gobierno de su padre. Uno de los más sonados fue la inversión en terrenos del occidente de la Sabana de Bogotá que después fueron declarados zona franca, lo cual multiplicó su valor.

Esta es la carta que Jerónimo y Tomás Uribe hicieron llegar al Presidente Santos y que radicaron en la Fiscalía, dirigida al Fiscal Eduardo Montealegre y al Vicefisal José Fernando Perdomo.

Respetados Drs. Montealegre y Perdomo,

A lo largo del año pasado recibimos seis testimonios de diferentes personas sobre presuntos ofrecimientos por parte de la Fiscalía General de la Nación y de la Presidencia de la República al Sr. James Arias para vincularnos a las actividades criminales de las cuales hoy se le acusa. Contamos con soporte escrito de cuatro de estos seis testimonios, dos de ellos juramentados. En cuatro de los seis la información proviene de personas muy cercanas al Sr. Arias. Tres de los seis relacionan a la Presidencia de la República. Recientemente han corrido numerosos rumores en medios de comunicación sobre la inminencia de medidas por parte de la Fiscalía en nuestra contra.

El objeto social de nuestra empresa y su actividad económica principal durante los casi 13 años de existencia ha sido la comercialización de materiales reciclables. Hemos recibido numerosas y exhaustivas revisiones por parte de la Dian, entidad que específicamente solicitó información sobre nuestras transacciones con las empresas del Sr. Arias y no objetó ninguna de ellas. Entre 2005 y 2015 dichas transacciones representaron el 2% de nuestros ingresos. El Dr. Juan Ricardo Ortega puede dar fe de nuestra apertura y voluntad de colaboración para con el escrutinio que la DIAN ha realizado de nuestra empresa.

Bajo la gravedad de juramento afirmamos que el único vínculo comercial de nuestra compañía con el Sr. James Arias, sus empresas, familiares o colaboradores se circunscribió a la compraventa de chatarra en operaciones legales y legítimas. Así mismo, nunca recibimos por parte del Sr. Arias o persona alguna insinuación o propuesta tendiente a favorecer o participar en las actividades criminales de las que hoy está acusado y de las que nos dimos por enterados a través de los medios de comunicación. Adjuntamos relación de todas las transacciones realizadas por nuestra compañía con las empresas del Sr. Arias.

Nuestra compañía ha sido pionera en Colombia en la formalización del reciclaje. Somos una de las pocas empresas en el gremio certificadas con BASC (certificación para prevención del contrabando), ISO 9001 (calidad y estandarización de procesos), ISO 14.001 (medio ambiente) y OHSAS 18.000 (seguridad industrial y salud ocupacional).

Reiteramos nuestra disposición de siempre a colaborar con las autoridades. Así mismo les solicitamos respetuosamente revisar la posible existencia de ofrecimientos y presiones indebidas al Sr. Arias en contravía de nuestros derechos y seguridad jurídica.

JUSTICIA