Archivo

Empresa de EE.UU habría talado 13.800 hectáreas de la Amazonía peruana

Así lo denunció la ONG Oxfam. Dueño de la empresa es investigado por la Fiscalía peruana.

notitle
04 de marzo 2016 , 11:09 a.m.

Alrededor de 13.800 hectáreas de bosques de la Amazonía peruana fueron deforestadas entre 2013 y 2015 presuntamente de manera ilícita por compañías de un empresario estadounidense, dedicadas al cultivo a gran escala de palma de aceite y cacao, denunció este viernes la ONG Oxfam.

Esta organización indicó que las zonas deforestadas por este grupo empresarial se encuentran en las regiones amazónicas de Loreto y Ucayali, situadas en el noreste y este del país, según una investigación realizada por el medio Convoca.

Según el informe presentado por la periodista que lideró la investigación, Milagros Salazar, el conglomerado tiene 16 empresas activas que siguen operando en territorio peruano a pesar de que el Ministerio de Agricultura y Riego aprobó tres resoluciones para paralizar sus operaciones entre 2014 y 2015.

Alicia Abanto, experta en gestión ambiental a cargo de la Adjunta para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas, y un grupo de líderes nativos aseguraron haber sido estafados por el grupo Melka.

Salazar aseguró que la empresa realizó la compra de tierras "sin los permisos necesarios que debían ser otorgados por el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Medio Ambiente" de ese país.

La investigadora agregó que tanto el conglomerado empresarial como su fundador, el estadounidense Dennis Melka, son investigados actualmente por la Fiscalía de Perú por un presunto delito contra los bosques, en la modalidad de usurpación de tierras.

Abanto criticó "la debilidad" del Ministerio de Agricultura y agregó que lo sucedido "representa un fracaso en materia de protección forestal".

El vicepresidente de la Asociación Agraria Fernando Lores de Loreto, Ruperto Vásquez, acusó a la empresa de estafar a los propietarios de las tierras por comprar los terrenos mediante "un monto mínimo de dinero". “La empresa nos hizo firmar un contrato con términos que no comprendíamos y nos entregó unos 5.000 soles (1.447 dólares) por terrenos de 49 hectáreas", señaló Vásquez.

Los líderes indígenas expresaron su descontento con la labor del Estado en materia de protección de sus territorios e indicaron que "continuarán luchando para proteger los bosques en los que vivirán sus futuras generaciones".

EFE