Archivo

Tortura psicológica en una obra de teatro

En el Festival Iberoamericano se presenta 'The Gessell - Niklauss Project', Beca de Mincultura.

03 de marzo 2016 , 06:21 p.m.

 Aunque fue concebida como un aparato psicológico, la cámara de Gesell terminó convirtiéndose en un recurso para investigaciones policiacas. El mecanismo consiste en un vidrio de doble filo: la cara que está enfrentada al interrogado es un espejo, mientras que la otra es un vidrio translúcido por el que se puede ver toda lo que sucede del otro lado.

La cámara de Gesell también llegó a ser casi un lugar común de películas y series de detectives y ahora es uno de los elementos fundamentales de la escenografía de la obra 'The Gessell - Niklauss Project', beca de creación teatral del Ministerio de Cultura, que se estrena el 2 de octubre en el Espacio Odeón, de Bogotá.

En la puesta en escena, los espectadores se sientan fuera de la cámara, tomando los roles de representantes de la academia o de organismos judiciales, o patrocinadores del experimento judicial que está por empezar.

“Es un espacio totalmente confinado, de más o menos seis metros cuadrados, en donde además todo el tiempo te estás viendo por los reflejos. El reto actoral es muy interesante y muy potente”, dice Mauricio Galeano, quien codirige con Mateo Rueda este montaje del grupo Materile Teatro de Formas Animadas.

Galeano y Rueda también actúan, junto con Diana Ángel y Carlos Velásquez, en esta historia sobre Tomás, un paciente de un centro psiquiátrico que está acusado de asesinar a su familia.

A pesar de los fuertes interrogatorios, Tomás niega haber cometido el crimen, por lo que los psiquiatras deciden utilizar la cámara de Gesell para hacerlo confesar y probar la efectividad de sus métodos.

El ensamblaje escénico sirve como metáfora del discurso de la pieza, una reflexión sobre el totalitarismo y las políticas fundamentalistas.

Para reforzar este mensaje, el grupo escogió la técnica de la animación de objetos, un lenguaje que ha alimentado varios de sus montajes.

“Lograr que los actores empezaran a comprender cómo funcionaba el objeto y que fuera un medio expresivo importante fue uno de los trabajos que nos demandó más tiempo de experimentación y de ensayo”, añade el director.

Rueda dice que fueron varios los factores los que los llevaron a escoger una historia con una carga mental tan fuerte; uno de estos fue su formación como psicólogo y el otro, la obra 'La cámara Gesell', del reconocido dramaturgo argentino Daniel Veronese.

Además de esas fuentes de inspiración, la obra tiene altas dosis de humor negro.

“La música tiene una carga emotiva muy fuerte, que genera un ambiente bastante denso pero tiene momentos hilarantes; entonces, al público lo estamos llevando un poco por diferentes estados anímicos”, finaliza el director.

Funciones

Viernes 18 de marzo a las 8:30 p. m. y sábado 19 de marzo a las 3:30 p. m. y 6:30 p. m., en la Facultad de Artes ASAB, sede Teusaquillo, Carrera 7 No. 40B - 53

Boletas: 30.000 pesos