Archivo

'Tío Vania': del campo ruso a una finca colombiana

En el Iberoamericano de teatro se presenta la adaptación de la obra dirigida por Martha Márquez.

notitle
03 de marzo 2016 , 06:11 p.m.

La adaptación de ´La enésima compañía', de la obra ‘Tío Vania’ que se presentará en el XV Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, huele a aguardiente y a guayaba.

La puesta en escena que dirige Martha Márquez se divide en dos momentos, una pequeña introducción en la que Vania, el personaje central de la historia original de Antón Chéjov, aparece tambaleándose de la borrachera mientras le dice a los asistentes que se sientan como en casa, les reparte aguardiente e invita a una que otra espectadora a que baile con él.

El segundo piso, donde se desarrolla el grueso de la historia, está intervenido para dar la sensación de una típica finca colombiana, con frutas esparcidas en el escenario, sonidos de grillos y hasta un pequeño radio en el que suena una emisora de pueblo.

En este lugar aparecen Sonia y Elena, las dos protagonistas de esta versión de Márquez, encarnadas por Liliana Montaña y Ramistelly Herrera.

“Ambas están atrapadas en un amor, en un lugar, en una moral, y no se salen de ahí, solamente se encuentran para decírselo y, de alguna manera, para darse un abrazo y despedirse”, cuenta Márquez sobre esta pieza.

En el relato original, Vania y el profesor Alexander Vladimirovitch son los protagonistas. El primero se casó con Elena y es padre de Sonia (hija de su primer matrimonio), se la pasa enfermo y nunca pudo tener éxito en su trabajo académico. Vania es su cuñado y decidió apoyarlo trabajando en su finca junto a Sonia, pero se da cuenta de que ha desperdiciado su esfuerzo.

Márquez decidió poner el acento en los personajes femeninos, aunque todo nació, confiesa, por un feliz accidente. Su idea era montar ‘Tío Vania’ con cinco actores y ser fiel al texto, pero en el proceso, por cuestiones de presupuesto y horarios de actores, finalmente solo pudo trabajar con Ramistelly Herrera.

“Se llegó a esa idea de escarbar dentro de la obra de Chéjov a ver qué tanto podría reconstruir los personajes; por ejemplo, Sonia es uno de los más pequeños, y en esta adaptación cobra un nivel mucho mayor”, dice la directora caleña.

Según Márquez, ‘Tío Vania’ reúne algunos de los rasgos y las preocupaciones que convirtieron a Chéjov en uno de los autores más importantes de la historia del teatro.

“Lo que está presente en casi todas sus obras son unos personajes encapsulados en sus destinos, y de alguna forma tienen esa certeza de lo atrapados que se encuentran, pero al mismo tiempo no desean hacer nada para que eso cambie”, añade.

Funciones

Del miércoles 23 al sábado 26 de marzo a las 11:00 p. m., en La Maldita Vanidad. Carrera 19 n.° 45A-17.

Boletas: 30.000 pesos.