Archivo

Así va la investigación por turistas argentinas asesinadas en Ecuador

Detenidos, dudas y contradicciones tras el homicidio de Marina Menegazzo y María Coni en Montañita.

notitle
03 de marzo 2016 , 05:47 p.m.

Las mujeres estaban desaparecidas desde el 22 de febrero. Tras la denuncia de los familiares, el 28 de ese mes hallaron el cadáver de Marina Menegazzo a cien metros de la playa en envuelto en una bolsa de plástico. El de Coni estaba en similares condiciones y habría sido encontrado a metros del de su amiga. La fiscalía ecuatoriana informó que el cuerpo de la joven fue hallado el jueves previo. (Lea también: El crimen de dos jóvenes que sacude a Ecuador y Argentina)

Sin embargo, los cónsules argentinos en Quito y Guayaquil, Alberto Álvarez y Alberto Balboa, respectivamente, dijeron a LA NACION (medio argentino) que el cadáver de Coni estaba en la morgue de Guayaquil desde el miércoles pasado.

El lunes 29 de febrero, el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano Salgado, informó la detención de dos hombres presuntamente vinculados con la muerte de las dos jóvenes argentinas: Mina Ponce y Aurelio Eduardo Rodríguez.

En la primera versión a la policía Ponce había manifestado que él había matado de un palo en la cabeza a María José mientras que Rodríquez había matado a Marina en otro cuarto de cuchilladas en el cuello. (Lea además: EE. UU. advierte sobre seguridad en Ecuador tras asesinato de turistas)

Tras la indagatoria en la que declararon por más de una hora en la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, en Santa Elena, el juez David Balladares dictó el procesamiento de ambos con prisión preventiva.

Alvarado confirmó que el acusado Ponce había declarado en un principio como testigo del caso hasta que en un momento confesó el crimen. "El acusado había intentado persuadir a los agentes de la Dinased (Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros de Ecuador), creando la idea de que él había visto un auto color vino donde se encontraban tres sujetos de nacionalidad colombiana en el lugar donde se habían hallado los cadáveres".

Y agregó: "Sin embargo, por algunas contradicciones en su relato se lo confrontó hasta llegar a un punto de quiebre en el cual confesó todo, indicando que él había asesinado a María José Coni , mientras que Aurelio Eduardo Rodríguez había asesinado a Marina Menegazzo".

Por último, y en referencia al cambio repentino en la declaración de Ponce en la que se adjudicó los dos homicidios, Alvarado señaló: "Oficialmente no hay ningún documento en la investigación donde Ponce se retracte".

Los resultados de las autopsias señalaron que el hecho "se perpetró con crueldad". El ministro del Interior ecuatoriano, José Serrano, reveló algunos tramos de la confesión de Mina Ponce. Según el funcionario, Coni y Menegazzo dejaron el hostel, donde estaban alojadas, el 22 pasado a las 14. Entre las 20 y 23 de ese día, Mina Ponce y Rodríguez conocieron a las jóvenes. Ellas les dijeron que no tenían dinero, por lo que los acusados les ofrecieron que pasaran la noche en la casa de Mina Ponce, que el ministro describió como "una casucha".

Ellas se quedaron allí, mientras que los sospechosos salieron. Cuando regresaron, entre las 2 y 2.30 del 23 pasado, en estado de ebriedad, Mina Ponce "se quedó, en una habitación, con María José Coni" y Rodríguez con Menegazzo en otra. De acuerdo con el ministro, Mina Ponce "intentó abusar de Coni". Como la joven trató de escapar, la golpeó con un palo en la cabeza, que le causó la muerte. Después, al entrar en el cuarto donde estaba Rodríguez, escuchó un grito y se encontró con que su amigo "le había cortado el cuello a Menegazzo".

Los familiares de las jóvenes mendocinas siguen desconfiando de la investigación. De hecho, consideran que los acusados "son dos mandos bajos de una organización" y que el crimen está vinculado a una 'red de trata de blancas'; e incluso, dudan de los datos aportados por las autoridades ecuatorianas y que los detenidos sean los autores del crimen.

Luego de que ambos gobiernos se pusieran a disposición de las familias para que pudieran viajar, el padre de Marina Menegazzo, Renato, y dos de sus hijos, junto conla madre de María José, Gladys Stefani, y uno de sus hijos se encuentran en Ecuador.

Allí están sin abogados armando una investigación paralela y lograron autorización para sentarse frente a los dos detenidos a hacerles preguntas.

Este jueves, la Policía Federal Argentina, por medio de la Oficina Central Buenos Aires de Interpol, solicitó formalmente sumarse a la investigación con forenses propios. Ahora, se espera la respuesta de la oficina de Interpol con sede en Quito. Según pudo saber de fuentes policiales, el pedido no fue bien recibido por los investigadores ecuatorianos. De hecho, el presidente de ese país, Rafael Correa, y el ministro del Interior, José Serrano, se lamentaron por los reiterados cuestionamientos de los familiares.

"La información e investigación están sujetas a toda la transparencia y el acceso que se requiera, lo importante para nosotros es que (las familias) tengan certezas", dijo Serrano.

Montañita intenta frenar el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol en la playa y en áreas públicas, que desembocan en riñas, es un problema que Montañita no ha podido resolver. Esto, pese a los controles y las campañas para reducirlo, relata el diario local 'El Comercio'.

El Municipio de Santa Elena, jurisdicción a la que corresponden Montañita y otros siete balnearios del norte de la provincia del mismo nombre, busca desde el año pasado controlar el consumo excesivo de alcohol en estos sitios. En marzo del 2015, el Cabildo emitió una ordenanza que prohibió el consumo de bebidas alcohólicas en la playa, en las calles y en lugares públicos.

GDA/ LA NACIÓN ARGENTINA