Archivo

'Alá me ordenó que lo hiciera': niñera de menor decapitada en Rusia

Las autoridades no descartan que haya actuado "bajo la influencia de drogas o psicotrópicos".

notitle
02 de marzo 2016 , 12:37 a.m.

La niñera arrestada en Moscú tras decapitar a una niña de cuatro años afirmó haber actuado "por orden de Alá", durante su comparecencia este miércoles ante un juez que ordenó su detención preventiva.

Goultchekhra Bobokoulova, una ciudadana uzbeka de 38 años, fue detenida el lunes cerca de una estación de metro en el noreste de la capital rusa cuando se paseaba con la cabeza decapitada de una niña gritando "¡Alá es grande!". (Le puede interesar: Detienen a niñera en Rusia por decapitar a menor de 4 años)

"Eso es lo que Alá me ordenó", declaró la mujer a la prensa al llegar a la audiencia. Luego, desde la jaula en la que son encerrados los acusados en Rusia, esta madre de tres hijos, divorciada, hizo declaraciones incoherentes, en las que mezclaba agravios y un discurso profético, poco antes del inicio de la audiencia.

"Alá enviará un segundo profeta para traer noticias de la paz, hola a todos", declaró. "Tengo hambre, voy a morir en una semana, es el fin del mundo, me prohibieron comer, hola a todos", dijo, saludando a la prensa.

Una vez que los periodistas salieron de la sala del tribunal, la niñera cambió de comportamiento. Respondió a las preguntas del juez de forma educada y rápida, dando todas las precisiones que se le pedía.

Oriunda de Samarkand, una ciudad del sureste de Uzbekistán, exrepública soviética de Asia central, Goultchekhra Bobokoulova pidió un intérprete durante la audiencia, ya que dijo no habla bien el ruso, pero durante el interrogatorio respondió a todas las preguntas en ruso, una lengua que se estudiaba durante la época soviética en todas las escuelas de la URSS.

"Tengo tres hijos, el mayor tiene 20 años, el segundo 19 y el menor 16", declaró.

El juez ordenó su detención preventiva hasta el 29 de abril. "Representa un peligro real para la vida y salud de las personas", sobre todo de los niños, señaló la investigadora Olga Lapteva.

La justicia abrió una investigación por "asesinato de menor", mientras que los medios rusos se interrogan sobre las motivaciones de esta mujer a la que algunos califican de "demente" y otros de "terrorista".

El día del asesinato, las cadenas de noticias rusas decidieron no hablar sobre el arresto de esta mujer en sus noticieros, estimando que era algo "demasiado monstruoso para ser mostrado por televisión".

La cadena pública Rossia 24 habló el miércoles sobre la audiencia ante el tribunal pero no dio detalles sobre el crimen.

La niñera de la menor nacida en 2011 esperó a que los padres de ésta salieran y luego, "por una razón desconocida", "hirió a la niña en el cuello y la decapitó" antes de salir a la calle con su cabeza, según el informe presentado ante la Corte.

"Hasta ahora, no se ha determinado (la existencia) de presuntos cómplices o de personas que la hayan empujado a cometer este crimen", afirmaron los investigadores.

La mujer fue sometida a exámenes psiquiátricos. No se excluye que haya actuado "bajo la influencia de drogas o psicotrópicos", dijeron sin dar más detalles.

AFP