Archivo

'No hubo orden de retirar las tropas en Conejo': Mindefensa

Procuraduría investiga si población civil de ese corregimiento fue dejada 'en manos de Farc'.

notitle
29 de febrero 2016 , 11:33 p.m.

Con el supuesto fin de determinar si las Fuerzas Militares “dejaron desprotegida e indefensa en manos de las Farc a la población civil del corregimiento Conejo”, en La Guajira, durante el polémico acto público realizado por esa guerrilla, el 18 de febrero, el procurador Alejandro Ordóñez investigará al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y a la cúpula militar y de la Policía.

Ordóñez convocó a una rueda de prensa en la que anunció las investigaciones formales por la presencia de jefes de las Farc e integrantes de esa guerrilla en ese corregimiento del municipio de Fonseca.

Según el Procurador, reconocido crítico del proceso de paz, la investigación se abrió por “denuncias allegadas a la Procuraduría General y las notas periodísticas que registraron la presencia de las Farc” en la zona. El organismo de control considera que podría haber faltas disciplinarias “en dos dimensiones”.

Por un lado, si las Fuerzas Militares y de Policía “se retiraron o no hicieron presencia física durante el tiempo que estuvo la guerrilla” en Conejo, podría haber constituido, según Ordóñez, un eventual despeje, prohibido por la ley.

El segundo eje del proceso será determinar si se generó riesgo para los civiles –especialmente para los estudiantes de una escuela de la zona– por la llegada de guerrilleros armados al municipio, al parecer procedentes de Venezuela.

Los militares investigados son el general Juan Pablo Rodríguez, comandante general de las Fuerzas Militares; el general Alberto José Mejía, comandante del Ejército; el general Jorge Enrique Navarrete, comandante de la Primera División del Ejército; el general Pablo Alfonso Bonilla, comandante de la Décima Brigada; el teniente coronel Iván Orlando González, comandante del grupo de Caballería del Ejército, y el teniente coronel William Alfonso Chávez, comandante del batallón de Artillería.

El lunes, el ministro Villegas aseguró que remitirá toda la información necesaria para probar “que no hubo orden jerárquica de retirar las tropas de la zona”. Desde que ocurrió el hecho, el Gobierno ha sostenido que las Farc violaron en La Guajira los protocolos acordados para realizar actos de pedagogía por la paz.

Debate por anuncios

En poco más de cinco semanas, esta es la tercera rueda de prensa en la que Ordóñez anuncia ante los medios investigaciones disciplinarias contra altos servidores y funcionarios del Estado. De los indagados dos ya no están en su cargo: Jorge Armando Otálora, exdefensor del Pueblo; y el general Rodolfo Palomino, exdirector de la Policía.

Aunque algunos analistas consideran que estas decisiones hacen parte de su labor y de su deber de velar por el correcto ejercicio de los servidores públicos, otros, en cambio, critican su orientación mediática.

El director de DeJusticia, César Rodríguez, afirma que no solo en estos casos sino a lo largo del ejercicio de su función, el Procurador “ha sido sumamente selectivo en relación con las investigaciones que anuncia, que abre y no abre”.

Rodríguez dice que, eventualmente, Ordóñez está invadiendo órbitas sobre la guerra y la paz que son del resorte del Ejecutivo.

Por su parte, el exprocurador Jaime Bernal Cuéllar dice que si bien las investigaciones anunciadas están en la órbita del jefe del Ministerio Público, la celeridad de las decisiones parece estar amarrada a la importancia mediática.

Antonio Aljure, decano de Derecho de la Universidad del Rosario, afirmó que “ese es su deber, el Procurador está para investigar a los funcionarios públicos y su deber primario es lo estrictamente jurídico”.

JUSTICIA