Archivo

35 mil millones para prevenir rupturas en gasoducto Mariquita - Cali

Se han identificado 30 puntos con problemas, de los cuales cinco son los más complicados.

29 de abril 2012 , 11:22 a.m.

Una inversión de 35 mil millones de pesos realizará la empresa TransGas de Occidente para 'blindar' los 344 kilómetros del gasoducto Mariquita - Cali, que a su paso por el Eje Cafetero provee de gas natural a la región.

El cambio climático, que se refleja con apariciones cada vez más constantes y fuertes del fenómeno de La Niña (régimen de lluvias), que causa deslizamientos de tierra en áreas sometidas a pastoreo de ganado sin  control, han puesto en jaque a la serpentina de tubos de 20 pulgadas de diámetro, construida a mediados de los 90's para traer desde La Guajira 128 millones de pies cúbicos de gas natural hasta la región y el occidente del país.

Los efectos de los periodos de lluvias cada vez más prolongados y del sobrepastoreo se evidenciaron en noviembre y diciembre del año pasado, cuando en los kilómetros 77 y 35 del gasoducto, respectivamente, sendos desplazamientos de tierra provocaron la ruptura del tubo, que ocasionaron que los 350 mil usuarios del combustible en el Eje y los 800 mil del Valle del Cauca, más de un millón, en total, se quedaran sin el servicio durante varias semanas.

EL TIEMPO dialogó sobre este tema con David De Gruyter, gerente general de TransGas de Occidente, en las obras que se realizan en el kilómetro 96 del gasoducto, donde debieron cambiar 400 metros del tubo debido al desplazamiento del terreno.

¿Además de las lluvias, hubo falta de mantenimiento del gasoducto?
No, como parte del contrato que tenemos, debemos mantener no solamente el gasoducto, sino el derecho de vía. Cada año sometemos un plan de mantenimiento a TGI (Transportadora de Gas Internacional, que se encarga del transporte del combustible), ésta tiene que aprobarlo y antes de la aprobación  hay una segunda revisión de parte del interventor del contrato, Moody Internacional.

¿Cuándo se diseñó el gasoducto (por plena cresta de la cordillera Central) los problemas con el terreno no se pudieron prevenir?
Ecopetrol escogió la ruta por donde teníamos que tender el gasoducto. Tuvimos cierta flexibilidad para cambiar el trazado cuando el terreno era muy difícil, pero esos movimientos fueron de metros, no podíamos modificar la ruta y tampoco teníamos tiempo para hacerlo. Lo que ha pasado se debe a las lluvias tan intensas; estos taludes tienen mucha ceniza volcánica, que cuando está seca está bien, pero cuando se moja, se empieza a mover. La idea es identificar rápidamente dónde puede haber movimientos y hacer obras para detenerlos.

¿Hay una lista de puntos como este (kilómetro 96+400), cuántos son?
Hemos identificado 30, pero no todos tienen la magnitud de éste. Solamente cuatro o cinco tienen esta dificultad o la de los kilómetros 35 y 77 (donde se presentaron las rupturas el año pasado). Pero la mayoría son sitios  donde, en nuestra opinión,  sino hacemos algo se podrían volver mucho más graves.

¿Hasta el momento cuánto dinero han invertido en este tipo de reparaciones?
A marzo pasado hemos invertido 3 mil millones de pesos y este año vamos a invertir 35 mil millones.

¿Van a utilizar tecnología de punta para monitorear el gasoducto?

Sí, a partir del segundo semestre vamos utilizar una herramienta que se denomina Geopig, que consiste en una 'sonda' que se introduce en la tubería y que detecta tensiones, deformaciones o desplazamientos del tubo. Además, vamos a emplear una tecnología que permite identificar desde el aire posibles deslizamientos que con los patrullajes terrestres no se pueden detectar; esto lo haremos entre Mariquita y Cartago.

FERNANDO UMAÑA MEJÍA
Corresponsal EL TIEMPO
Manizales