Archivo

Retratos de un 'País de contrastes'

Embajada de EE. UU., con apoyo de EL TIEMPO, premió mejores fotografías ambientales.

27 de abril 2012 , 09:02 p.m.
"Colombia es una nación tan polifacética que se convierte en una fuente inagotable de inspiración fotográfica". Así resumió el jurado calificador lo que fue el concurso nacional de fotografía ambiental 'Colombia, país de contrastes', que escogió ayer a sus ganadores.
El certamen fue organizado por la Embajada de EE. UU., la Policía Nacional y el Ministerio de Medio Ambiente, con el apoyo de la Casa Editorial EL TIEMPO y Aviatur. Fotos del impacto y de los daños que el narcotráfico causa en la naturaleza, pero a la vez de los hermosos paisajes del país, se combinaron en las imágenes premiadas en la ceremonia que se efectuó en la sede del Archivo Nacional, y que fueron escogidas entre más de 3.000 imágenes.

La foto Espejo, de la nariñense Carol Stephanie Ruales Escobar, que muestra el volcán Cumbal y su cumbre reflejada en la laguna del mismo nombre, fue la ganadora de la categoría 'Belleza natural'.

Sorprendidos con las manos en la pasta, del capitán del Ejército José David Forero, triunfó en la categoría 'Impacto ambiental de los cultivos ilícitos'. En ella se muestra la forma como, en medio de la selva, personas deben deshacerse de los químicos que usan los delincuentes para procesar la pasta de coca.

En 'Qué hago yo para proteger el medio ambiente', la tercera categoría, la foto ganadora fue la del carabinero de la Policía José Dorado. Él bautizó la imagen como Recuperación del río Cañaveralejo. En la imagen se aprecia la reforestación que un grupo de policías lideró en la cuenca de este caudal.

Finalmente, Carlos Rosales ganó en la cuarta categoría, 'Impacto social del narcotráfico', con la foto Recreo eterno, que muestra una silla abandonada en el golfo de Urabá, con la que él representa el miedo y el olvido que sufren muchos colombianos víctimas de la violencia.

El jurado estuvo integrado por Gustavo Wilches, abogado ambiental; Antonio Piñeros, director de cine; James Storyory, director de la Sección de Asuntos Narcóticos de la Embajada de Estados Unidos; Filiberto Pinzón, fotógrafo de la Casa Editorial EL TIEMPO, y Cristina Uribe, fotógrafa, editora y escritora.