Archivo

'Amenazas internas son peores que en Europa': Eyzaguirre

Habla director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional.

25 de abril 2012 , 11:28 p.m.

Luego de que en América Latina estuvieron los países de mostrar en la reciente crisis del 2010, gracias a que los gobiernos gastaron para impulsar sus economías, ahora es tiempo de volver a la austeridad.

En ese momento, “la crisis nos pilló bien parados”, dice Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ayer presentó en Bogotá las perspectivas para América Latina.

¿Pasó el tiempo para impulsar la economía a punta de gasto del Gobierno?

Ya no es necesario. Ahora, que el 2012 y el 2013 se ven favorables, se deben reconstituir las reservas utilizadas en el 2010, para que si llega a haber un problema mayor o sistémico, podamos defendernos.

El alto precio de materias primas está haciendo crecer las exportaciones y trayendo más inversión extranjera directa.

Y dado que la economía colombiana y otras son percibidas como de bajo riesgo, se atrae más capital extranjero.

Estas condiciones favorables impulsan al sector privado a gastar más y, desde el punto de vista cíclico, es inadecuado que el Gobierno estimule.

¿Cómo encaja con la recomendación de ustedes de recomponer el espacio fiscal, la iniciativa del gobierno colombiano de dar vivienda gratis a los más pobres?

No tenemos una posición sobre cada rubro del gasto. Lo importante es que el conjunto no crezca a un ritmo expansivo. Lo que no se puede hacer es expandir todo a la vez.

Habría, entonces, que recortar por otro lado.

Exactamente. Lo importante es cuánto suma el total del gasto más que cuánto crece o decrece cada partida.

¿Crecer menos que el año pasado es bueno; es un alivio para Colombia?

Si se intenta que la demanda aumente por encima de la capacidad de oferta, habrá problemas de inflación y de balanza de pagos. Colombia se estuvo expandiendo así en el 2010 y 2011, y lo podía hacer porque había capacidad de producción ociosa. Pero ya se alcanzó el pleno empleo de la capacidad y, por lo tanto, tiene que desacelerar.

En el momento positivo de la región, se suele afirmar que los riesgos ahora vienen más de afuera que de adentro.

No estoy tan seguro de que los mayores riesgos vengan del exterior.

Los más ‘noticiosos’ o espectaculares, los de de ‘juegos de artificio’, pueden ser la recurrencia de una crisis financiera en Europa o una crisis del petróleo por el Medio Oriente.

Pero en el mediano plazo, los riesgos que vienen del interior son mucho más graves. Se producirían si las autoridades económicas tienden a pensar que esta bonanza va a durar para siempre, y hacen altamente vulnerables a las economías a altos precios de las materias primas.

En particular, nos preocupa que el desenvolvimiento chino llegue a un problema de ablandamiento por sobreinversión. Eso nos va a pegar duro. Mucho más que Europa. los problemas más fuertes pueden surgir a mediano plazo por políticas internas.

NO SE ESPERA ‘EFECTO YPF’

Al comentar el caso de expropiación de la petrolera YPF, Eyzaguirre dice que “no obstante que Argentina, por lo que sucedió con su deuda, cortó con los mercados internacionales, eso no se transfirió a problemas de acceso a financiamiento internacional

de las economías vecinas. Por lo tanto, eventuales problemas en la resolución del conflicto entre las autoridades argentinas y Repsol no tendrían por qué afectar al resto de la región”.

Mauricio Galindo
Editor de Economía de EL TIEMPO