Archivo

Taxistas marcharon en Barranquilla a ritmo de champeta

Se tomaron las calles para pedirle al Distrito mejores condiciones laborales.

25 de abril 2012 , 09:13 p.m.

Con una visible disminución de taxis en las calles locales desde las 7 a.m., los conductores y propietarios de los carros amarillos marcharon este miércoles para pedirle al Distrito restrinja a los vehículos de otras plazas.

En un 60 por ciento disminuyó el servicio de taxis ayer, calculó Orlando Sovieth, uno de los promotores del paro.

Cerca de mil taxistas se concentraron en el estadio de baloncesto Elías Chegwin y partieron hacia el Ministerio de Transporte, caminaron por la calle 76 y se tomaron la carrera 46 hasta llegar a la Alcaldía.

Los taxistas encabezaron su manifestación con un picó del que se escucharon canciones del género champeta. Algunos bailaron, otros perifonearon por un oficio más justo y unos más arengaron en contra de Elsa Noguera: "Señora Alcaldesa, su secretario nos está marchitando la flor".

La Policía reportó problemas de orden público por los huevos que muchos de los manifestantes les arrojaron a los taxistas que salieron a trabajar.

Sovieth dijo que es necesaria la realización de un censo para establecer cuántos taxis hay en la ciudad porque según el Distrito no son más de 12.625, pero el gremio calcula al menos 18 mil debido a los 'gemelos' y 'trillizos', es decir, con un cupo ruedan hasta tres vehículos.

Los taxistas pidieron, una vez más, la implementación del pico y placa para los carros particulares porque no están de acuerdo con ser ellos los únicos en tener la circulación restringida en Barranquilla.

La protesta generó caos vehicular, especialmente en la troncal Olaya Herrera de Transmetro.

El sistema masivo informó el desvío de algunas rutas y la suspensión durante una hora y 50 minutos de los recorridos B2 y R2.

El Distrito anunció una mesa de diálogo con los taxistas para la otra semana. Ellos estudiaban anoche si salían a trabajar hoy o seguían en cese hasta el miércoles próximo.

Juan Guzmán dijo que por unirse ayer al paro dejó de ganarse 20.000 pesos. Este hombre reúne un promedio de 135.000 pesos diarios, de los cuales debe destinar 115.000 para la tarifa, la gasolina y el lavado del vehículo.

"Nosotros somos un gremio de trabajadores formales, pero estamos como si fueramos informales", se quejó.

Carretas cortas y taxis colectivos

Tras varias llamadas realizadas a estaciones de taxis, este diario comprobó que muchos taxistas prefirieron no salir a trabajar por miedo a retaliaciones de quienes se unieron al paro.

Pese a no trabajar, no todos los taxistas se unieron al cese. Muchos lo tomaron como su día de descanso.

Quienes sí trabajaron prefirieron  hacer carreras cortas y repartir a los pasajeros bajo el sistema de taxis colectivos, es decir, siguiendo la ruta de un bus. 

Tatiana Velásquez
Corresponsal de EL TIEMPO
Barranquilla