Archivo

Avión solar prepara su despegue

El primero de mayo saldría de Suiza.

notitle
24 de abril 2012 , 11:11 a.m.

El avión solar experimental Impulse despegará a partir del 1 de mayo, apenas se determine que se dan las condiciones meteorológicas, para efectuar el vuelo más largo programado hasta ahora, que le conducirá desde Suiza hasta Rabat (Marruecos) con una escala en Madrid.

Los organizadores del evento anunciaron hoy en una rueda de prensa que es probable que el avión experimental consiga despegar sin demora a partir de esa fecha, aunque falta saber con más exactitud el tiempo que hará la próxima semana.

Hasta el próximo fin de semana, las previsiones son de fuerte viento en la localidad de Payerne, donde tiene su base el avión solar y desde donde debe despegar, primero con destino a Madrid, en un vuelo en el que empleará entre 18 y 20 horas. El plan anunciado consiste en un despegue matutino (entre las 06.00 y 08.00 horas) para atravesar Francia y optar por una ruta aún por definir para cruzar los Pirineos, la que dependerá casi totalmente del viento.

La portavoz del programa Solar Impulse, Alexandra Giroz, explicó que hay tres opciones: atravesar los Pirineos por el oeste sobrevolando Biarritz, por la zona del Macizo Central o por Perpignan, lo que supondrá bordear Barcelona para luego dirigirse a Madrid.

La decisión del momento preciso de la partida y de la ruta se tomará 48 horas antes del despegue, con la información meteorológica más fiable, indicó Giroz. En Madrid, el avión permanecerá al menos dos días para ser sometido a pruebas técnicas y verificar que todos sus componentes marchen perfectamente. En esa parada también se cambiará de piloto para la segunda parte del vuelo hasta Rabat (Marruecos).

Los dos pilotos del avión solar serán Bertrand Piccard, impulsor del proyecto, y André Borschberg, que se sumó a la iniciativa y que actualmente es director ejecutivo de la sociedad Solar Impulse.

Giroz indicó que todavía no se ha decidido cuál de ellos realizará la primera parte del vuelo, que será de algo más de 1.000 kilómetros hasta Madrid (dependiendo la ruta que se siga) y un poco menos de allí hasta Rabat. Este vuelo será el más largo de los realizados por este primer prototipo de Solar Impulse, después de que el año pasado efectuará su primer vuelo de noche y que consiguiera enlazar sin escalas Suiza con Bruselas (unos 600 kilómetros), para luego retornar por París (cerca de 700 kilómetros).

"El próximo vuelo de Solar Impulse es muy importante porque es una forma de ensayo general para todo el equipo que asiste al piloto y que se está entrenando con vistas a la vuelta al mundo que se realizará en 2014", señaló Giroz.

El viaje de Marruecos responde a una invitación de la Agencia de la Energía Solar de este país, que proyecta una serie de centrales termosolares de aquí a 2014 con el fin de generar gracias a esta tecnología hasta el 20 por ciento del consumo de electricidad del país. "La energía renovable tiene un futuro real y este acto busca utilizar el avión solar para demostrar su potencial", dijo Giroz.

EFE