Archivo

Debate por nuevo esquema de ciclorrutas para no construir más carriles

La Alcaldía anunció que pintarán redes en la vía, como en administraciones anteriores.

notitle
20 de abril 2012 , 09:51 p.m.

Pintar una red de ciclorrutas sobre la infraestructura vial de la ciudad y no construirlas, como lo hicieron administraciones anteriores, generó dudas entre quienes defienden el uso de ambos sistemas de transporte. El miedo a que la medida reduzca los espacios en la ya degenerada red vial de la ciudad es lo que más divide las opiniones.

La propuesta revelada por el alcalde Gustavo Petro, en un foro de movilidad y planificación urbana, en la Universidad de los Andes, sería una opción menos costosa para que las ciclorrutas transporten a los ciudadanos sin limitaciones y con eficacia. "Los costos históricos de esta infraestructura nos llevan a cambiar el concepto. Ya no se construiría sobre el andén, sino que se pintarían en la calle. Aprovecharíamos toda la cuadrícula de la ciudad", agregó el burgomaestre.

Petro dijo que esta medida podría duplicar el uso de la ciclorruta . "Esto va a significar que la bicicleta gane unos 300 kilómetros de carril, quitándole espacio al vehículo particular". Según el Alcalde, la propuesta ya se está 'cocinando' en el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) y será presentada en el Plan de Desarrollo, durante los próximos 20 días. "Es la única forma de integrar la bicicleta a las demás formas de transporte", explicó Petro.

Según el IDU, el sistema bogotano de ciclorrutas es uno de los más extensos del mundo, con 354 kilómetros de vías construidas y 90.000 usuarios diarios. El 1,7 por ciento de la población adulta de la ciudad utiliza el sistema diariamente y 6,8 por ciento de la misma población lo hace semanalmente.

Un análisis de Carlos Andrés Echeverri, en la revista Supuestos, de la Universidad de los Andes, dice que el sistema de ciclorrutas les ahorra a los bogotanos alrededor de 6.700 millones de pesos al mes, por concepto de transporte y, además, genera un ahorro por la disminución del riesgo de padecer enfermedades por causa de la inactividad física.

Ciudadanos

Enrique Salamanca
Taxista

"No es bueno, porque habría más accidentes y, además, sería mejor utilizar las aceras donde no hay ciclorruta y mejorar las que ya existen.

Claudia Acosta
Trabajadora independiente

"Considero que en algunas zonas sí es conveniente, porque no hay el espacio suficiente ni para los peatones en el andén, pero en otras zonas es de mucho riesgo para las personas que usan las ciclorrutas. Habría muchos accidentes".

Carlos Gutiérrez
Conductor

"No estoy de acuerdo. Eso causaría más congestión en el tráfico y empeoraría la movilidad en Bogotá".

Lo bueno y lo malo de la idea, según expertos

Expertos en movilidad como Ricardo Montezuma señalaron que la medida es positiva, siempre y cuando exista una franja física de aislamiento de mínimo 60 centímetros. "Que hagan algo ya. Las ciclorrutas están desapareciendo y las que quedan están llenas de huecos. No han hecho nada por ellas en los últimos ocho años", explicó.

Andrés Vergara, fundador de Ciclopaseos de los Miércoles, señaló que la propuesta es positiva si las ciclorrutas se pintan en vías intermedias. "Se legitimaría el espacio del ciclista". Explicó también que esta medida en corredores viales como la avenida 68 o la Boyacá sería una irresponsabilidad. "En Holanda respetan a los usuarios de la bicicleta, pero aquí, sin cultura ciudadana, este espacio se convertiría en parqueadero de carros, motos o lo invadirían". Añadió que hay que abandonar la idea de construir ciclorrutas nuevas. "El tramo de la avenida Boyacá, entre calles 134 y 170, es un ejemplo de cómo se puede respetar el espacio de ciclistas, peatones y carros. Al contrario, en la carrera 11, la ciclorruta le quitó espacio al peatón y hay que quitarle es el espacio al carro para desestimular su uso", dijo Vergara.

El exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa fue más crítico. "¿El alcalde Petro invitaría a los niños a montar en bicicleta, de forma segura, por ciclorrutas pintadas en la calle? Según explicó, por el contrario, es necesario mejorarlas para que sean más seguras. "Las aceras deben continuar al mismo nivel en las intersecciones, como una prolongación de las aceras, para evitar que los carros que van paralelos a la ciclorruta giren a la derecha y golpeen a los ciclistas. Según el sociólogo Camilo Castiblanco, tiene que evaluarse "que el sistema vial tenga el espacio para habilitar la ciclorruta y que exista la cultura ciudadana para que los conductores no violenten los espacios de los usuarios de la bicicleta. Podría incrementarse el número de accidentes".

Carol Malaver
Redactora de EL TIEMPO