Archivo

Familias logran más créditos con amigos que con la banca

Colombia, puesto 85 entre 148 países en cobertura de cuentas de entidades financieras. Banco Mundial presenta panorama sobre la bancarización.

20 de abril 2012 , 09:32 p.m.

Pese al auge del crecimiento del crédito que da el sistema financiero, en Colombia más gente obtiene préstamos de amigos y familiares que de entidades crediticias. El nivel de personas con créditos de vivienda es muy pequeño, al igual que el número de quienes usan el teléfono celular para hacer transacciones con dinero.

Así lo muestra un estudio divulgado por el Banco Mundial que, además, advierte que en todo el mundo tres cuartas partes de las personas en la pobreza no tienen una cuenta bancaria.

En Colombia, entre el 20 por ciento más pobre de la población, sólo el 9 por ciento tiene una cuenta. En el total de la población, el 30 por ciento tiene una cuenta, lo que ubica al país en el puesto 85 entre 148 países tenidos en cuenta por el Banco Mundial. El escalafón de cobertura en materia de cuentas lo lideran Dinamarca y Finlandia, con ciento por ciento, y en el otro extremo está Turkmenistán, donde nadie tiene cuenta.

En cuanto a quienes en el país obtienen préstamos de amigos o parientes, son el 18 por ciento de los adultos, mientras solo el 12 por ciento obtuvo en el último año un crédito de una entidad del sistema financiero.

Frente a este hecho, el economista de Serfinco Ricardo Bernal dice que tratan de llegar a sectores marginales de la población con soluciones de crédito y empaquetando productos para buscar ampliar más el acceso a la banca.

Según la banca local, 5,9 millones de nacionales tenían algún préstamo formal y, hasta septiembre de 2011, hubo un crecimiento en acceso al crédito de 12 por ciento anual.

De acuerdo con la investigación del Banco Mundial, en el país, el 10 por ciento de los adultos tiene tarjeta de crédito, lo que pone a Colombia en el puesto 67 de un escalafón encabezado por Israel, donde el 80 por ciento tiene tarjeta.

Vivienda

Más de una década después de la crisis de la upac, que según un reciente informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) costó el embargo de 43.000 viviendas entre 1999 y 2003, aún hay secuelas: en el país, solo tres por ciento de los adultos tiene hipotecas vigentes, lo que muestra que no hay crecimiento significativo en el crédito de vivienda. En este aspecto, Suecia es el líder mundial, con 54 por ciento, mientras en países como Argentina o Venezuela el nivel es de cero, según el Banco Mundial.

De otra parte, a pesar de que en el país hay más de un teléfono celular por habitante, el uso de estos aparatos solo llega a tres por ciento de adultos que hicieron alguna transacción en el último año.

En este campo es notable el avance de países de África. De hecho, el escalafón lo encabezan Kenia, Sudán y Gabón, con 68, 52 y 50 por ciento, respectivamente. Para Daniel Cuéllar, experto de Gemalto, empresa que desarrolla tecnología bancaria, los celulares se volvieron una herramienta eficiente de bancarización, por la escasa presencia de los bancos en zonas muy apartadas, a diferencia de Colombia, donde hay mayor presencia física de las entidades.

Impulso al pago digital

Las tarjetas prepago tendrán regulación

El Gobierno viene estructurando desde hace ya varios meses un proyecto que presentará a consideración del Congreso, con el que busca darle un mayor impulso al proceso de inclusión financiera.

La iniciativa "Pague fácil, pague digital" tiene dos componentes básicos que, por un lado, amplían la competencia y, por el otro, reglamentan el uso de las tarjetas prepago.

De aprobarse, los bancos tendrán una nueva licencia financiera para captar depósitos electrónicos, mientras que se le da luz verde al negocio de las tarjetas prepago.

Hay que ampliar la cobertura crediticia

Mientras que el Banco de la República estima que, en materia de crédito, el país ha alcanzado un nivel de profundización en el cual los saldos de los préstamos equivalen al 36,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), las cuentas de los banqueros indican que este apenas ronda el 32 por ciento del PIB, razón por la cual consideran que hay un trabajo importante por hacer.

Según el vicepresidente financiero de Coopcentral, Ricardo Durán, el sector financiero ha buscado formalizar a más personas y dar acceso al crédito a los microempresarios, para lo cual se amplió el nivel de usura que permite hacer sostenible y rentable para las entidades ese tipo de operaciones.

Datos de la Asobancaria indican que más de 650.000 personas nuevas habían accedido a un crédito al cierre de septiembre del 2011, a lo que se sumaba el hecho de que el año pasado se expidieron unos 1,3 millones de tarjetas de crédito, mecanismo que crece a tasas de 17 por ciento anual.

Por modalidad de crédito, unos 4,2 millones de personas contaban con un crédito de consumo; 1,5 millones, con microcrédito, y 716.000, con crédito.

Siguen esfuerzos para acercarse a la gente

El avance de los mecanismos para dar más acceso a la banca es desigual. Mientras la banca móvil luce rezagada, los corresponsales bancarios ya tienen una cobertura del 99 por ciento de los 1.102 municipios del país.

Así mismo, la banca ha procurado acercar a los usuarios mediante canales como Internet; los datáfonos, de los que hay instalados 167.000 unidades; la red de oficinas, que se aproxima a 5.500 sucursales, y los cajeros automáticos, que suman 11.000, según la Superfinanciera.

Ante el hecho de que los corresponsales bancarios estén concentrados en las ciudades y no en poblaciones lejanas, el director de la Banca de las Oportunidades, Carlos Moya, dice que ello obedece a que hay municipios con escasa población que solo requieren un corresponsal.

"Los 10 municipios que faltan no tendrán corresponsales bancarios, porque están, o muy cerca de centros urbanos o porque su bajo número de habitantes impide que la operación del corresponsal sea rentable", dice.

En cuanto a la banca móvil (a través de celulares), pese a que puede resultar más económica, promueve las transacciones monetarias y ayuda a mejorar la rentabilidad de las entidades; hoy solo cinco bancos ofrecen este servicio.

El año pasado se hicieron operaciones por 87.862 millones de pesos.

A juicio del experto en banca de la Universidad de los Andes Alfredo Barragán, Colombia llega tarde a la utilización de esta herramienta porque no contaba con la tecnología para su implementación.