Archivo

'Una noche con Strauss' en el Teatro Colsubsidio

Traerá buena parte de Strauss a Colombia, con la orquesta Los Virtuosos de Lviv.

notitle
19 de abril 2012 , 10:50 p.m.

El músico Yevgheni Kruk es un 'straussista' total. Lleva, literalmente en el alma, a Johann Strauss, nacido el 25 de octubre de 1825 en St. Ulrich, Austria, y muerto el 3 de junio de 1899, en Viena.

Conoció su música a los 8 años, cuando su papá 'también músico' le enseñó su genialidad. Y traerá buena parte de Strauss a Colombia, con la orquesta Los Virtuosos de Lviv, en una gira que empieza hoy en Bogotá y termina el 5 de mayo en Barranquilla (véase información anexa).

Kruk, de 32 años y nacido en Lviv (Ucrania), es un estudioso de la música de Strauss y con este grupo de 45 músicos europeos viaja por el mundo interpretando su obra. "Lo hacemos de la misma manera que Strauss. Él fue una de las personas que iniciaron el sistema de giras de las orquestas, cuando estas generalmente permanecían en un solo lugar bajo la protección de algún mecenas o servían a una iglesia. Pero Strauss ensambló una orquesta con 45 músicos, sin director" y se dedicó a viajar. Agrega que de ahí nació su genialidad: "Además de tocar el violín, era el líder y se encargaba de casi todo".

Para Kruk 'primer violín y concert master del grupo', 'El Danubio azul' no solo es uno de los más hermosos valses del compositor austriaco, sino "el fiel reflejo de que la música clásica se puede integrar a la vida de las personas, pues se trata de una composición que se conoce en casi todos los rincones del planeta y es sinónimo de vals". Y sabe que en muchas regiones, fiesta de 15 años que se respete empieza con este vals. "También se pone en bodas y graduaciones. Es eterno, al parecer", comenta.

Educado en el Conservatorio de Lviv (Ucrania), ha hecho parte de la Orquesta de Magdeburg (Alemania) y posteriormente se trasladó a Viena. Desde hace dos años hace parte de Los Virtuosos de Lviv, grupo creado en 1995. Para él, los teatros son como templos "también lo aprendió de su papá" y por eso entra con respeto a ellos. 'Son sitios llenos de buena energía, armonía y amor'. Y a los 'templos' colombianos traerán "una velada del siglo XIX en un salón vienés, con la música de Strauss acompañada por las danzas de ese época".

Pero el músico "de quien se ha dicho que es como una reencarnación de Strauss, aunque él diga que nunca será un genio como él" promete más: "Tomar a los asistentes de la mano para llevarlos al Danubio", ese río de 2.888 kilómetros que nace en la Selva Negra de Alemania.

REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO