Archivo

Los detalles del restaurante Carmen, en Medellín

Mauricio Silva prueba las delicias del restaurante Carmen, uno de los mejores de Medellín.

notitle
18 de abril 2012 , 06:18 p.m.

Volví en Semana Santa a uno de los restaurantes más 'pilos' de la cada vez más chévere Medellín del siglo XXI: Carmen.

Le hice el viaje por tercera vez para reconfirmar que, en efecto, se trata de una de las buenas atracciones de la ciudad, tal y como lo acaba de señalar la revista Men's Journal, que le dedicó unas páginas a nuestro ciclotímico país en su más reciente edición.

No me atrevo a definir qué tipo de cocina practican porque en realidad es una mezcla de todo -con técnicas de cocción de diferentes partes del mundo y montones de sabores de Europa, Asia y América-; pero sí me arriesgo a decir que ahí, en esa cocina abierta, hay una cierta mística, un cierto cariño, una cierta onda que se notan y se disfrutan en cada plato que aterriza en la mesa. El resultado: recetas creativas, sin excesos, sorprendentes en los detalles y muy ricas. Gastronomía de muy buen nivel.

El lugar es muy bonito, está cerca al parque Lleras pero no en él -por lo cual no goza del estruendo del vallenato de Celedón y sus amigos llorones-, no tiene etiquetas ni formalidades extremas, atienden muy bien, es medio 'cincuentero' en la decoración y, lo mejor, acude a la precisión quirúrgica a la hora de preparar y presentar la comida. Y los precios, justos para lo que es.

De sus entradas, muy recomendada su ensalada Carmen ($ 22.000), con lechugas baby orgánicas, pequeñas tiras de tocineta, peras en tempura de champaña, mezcla de semillas y granos tostados, queso azul, vinagreta de jerez, acompañada de un puré de pera y ron.

De sus platos fuertes, dos: el Bahía Solano, que es la pesca del día ($ 42.000), con costra de polvo de plátano, risotto de coco, limón asado, puré de uvas pasas con ron, salsa de uvas verdes y hierbas frescas.

Y su himno: el cerdo dos veces ($ 44.000), lomo cocinado en leche y chicharrón de 12 horas glaseado en tamarindo y azúcar de palma, puré de camote peruano, salsa de cerdo especiada y habichuelinas al ajillo. ¡Tremendo!

La gente suele preguntarme en qué está la cocina de hoy, tal vez esperando que hable de espumas y gelatinas y 'show tecno emocional'. Nada de eso. La cocina de hoy está en algo muy parecido a lo que propone Carmen: creatividad, delicadeza, exquisitez y mucho respeto por el producto. Buena cocina.

Carmen.

Carrera 36 n° 10a-27. Tel: (4) 311 9625. Medellín

Mauricio Silva