Archivo

Alcaldía rompería vía arreglada para solucionar error de planeación

Un posible error originaría la destrucción de la mitad de la Avenida Maracos.

notitle
17 de abril 2012 , 06:31 p.m.

Al menos un kilómetro de la recién terminada Avenida Maracos (sentido occidente-oriente) tendría que ser destruida para poder instalar nuevas redes de alcantarillado pluvial.

La razón, el contrato (1329 del 2010) cuyo costo ascendió a 11.850 millones de pesos, firmado entre la Alcaldía y el Consorcio Murtra, que contemplaba los estudios, diseños y rehabilitación de la Avenida Maracos desde el Anillo vial hasta la Avenida Circunvalar, no incluyó el cambio de la tubería de las redes de alcantarillado, las cuales son de gres (material actualmente antitécnico).

Para el alcalde de la ciudad, Juan Guillermo Zuluaga, hubo una evidente falta de planeación en el contrato, pues habría que romper todo el trabajo que se hizo para poder enterrar la nueva tubería, y con ello, solucionar la problemática de inundaciones en el sector por aguas lluvias.

La Alcaldía logró intervenir un costado de la avenida (sentido oriente-occidente) a la cual le instalaron tubería de 8 pulgadas, pero la mitad de la avenida es la que está en veremos.
Sin embargo, existe una luz de esperanza para que Maracos no tenga que ser intervenida a pocos meses de terminada (hecho que daría pie a los organismos de control a una investigación por un posible detrimento patrimonial).

Una de ellas es la obra que adelantará la gobernación del Meta en el estadio Manuel Calle Lombana, las cuales podrían permitir construir el sistema de alcantarillado pluvial y salvar la obra.

Pero el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAV), Héctor Andrés Castro, explicó que el tema no es tan sencillo por las características de la zona, razón por la cual se darán un compás de espera para analizar la mejor opción.

En seis meses

La EAAV anunció que a través de un comité técnico estudiarán la opción más viable para solucionar las inundaciones en la zona sin tener que intervenir la Avenida Maracos, lo cual tardaría aproximadamente seis meses.

No obstante las calles estrechas y no continuas del sector cierran las posibilidades de no intervenir la avenida.

REDACCIÓN LLANO 7 DÍAS.