Archivo

Un menor de edad acusado por la muerte de nueve supuestos inmigrantes

En Estados Unidos fue acusado un joven por la muerte de nueve supuestos inmigrantes.

16 de abril 2012 , 03:43 p.m.

Las autoridades en Texas, EE.UU. acusaron hoy de homicidio, entre otros cargos, a un joven de 15 años después de que la camioneta que conducía chocara en un accidente en el cual murieron nueve presuntos inmigrantes indocumentados.

Chris Barrera, el jefe de Policía de la localidad de Palmview, en el condado tejano de Hidalgo, dijo que el joven es ciudadano estadounidense pero no lo identificó por tratarse de un menor de edad. El joven, que compareció esta mañana en una audiencia preliminar, fue acusado de otros 17 cargos por contrabando de personas y heridas graves.

Los nueve fallecidos en el accidente ocurrido el martes de la semana pasada eran todos ciudadanos mexicanos. El jueves pasado, el Servicio de Inmigración y Control de Fronteras presentó cargos contra cinco hombres y una mujer por su papel en el transporte de los nueve pasajeros. Los seis sospechosos fueron identificados como Carmelo Díaz Gopar, de 24 años; Gloria Solís, de 25; Alexander Barrios Grajales, de 26; Alejandro García Nava, de 18; José Vega Zapata, de 35; y Luis Julián Vargas, de 19 años. Solís y Vargas fueron identificados como ciudadanos estadounidenses y los otros cuatro como mexicanos.

Los documentos presentados ante el tribunal indican que los agentes de la Patrulla de Fronteras detuvieron el martes en la noche una camioneta en la autopista 83, en Palmview. Cuando el vehículo se detuvo, Díaz Gopar salió corriendo y los agentes lo capturaron, pero el adolescente que conducía el vehículo aceleró y la camioneta chocó un poco más adelante. Aparte de los nueve pasajeros que murieron, otros siete resultaron heridos. Sobre la información proporcionada por algunos de los heridos, los agentes registraron una casa en Palmview donde encontraron a 12 supuestos inmigrantes indocumentados y arrestaron a Solís, Barrios y García.

Las autoridades creen que la residencia se usaba como estación para el paso de inmigrantes indocumentados a la espera de ser llevados al norte del Valle del Río Grande.

EFE