Archivo

Indígenas de Pradera (Valle) están inquietos por conflicto armado

Así lo plantearon en una reunión convocada por el gobernador encargado, Aurelio Iragorri.

15 de abril 2012 , 12:52 a.m.

La cita se cumplió para escuchar las peticiones de la Comunidad Indígena del Resguardo Kwet Wala, asentada en la zona rural  del municipio de Pradera, la cual se ha visto en medio del conflicto por enfrentamientos entre grupos armados al margen de la ley y el Ejército Nacional.

Como delegados de Gobierno Departamental asistieron dos secretarios del gabinete, como también las máximas autoridades de la Policía Nacional en el Departamento, el alcalde de Pradera  y la delegación de la Comunidad del Resguardo Indígena Kwet Wala, integrada por su Gobernador, los alcaldes de las comunidades que lo conforman: El Nogal, La Fría y La Carbonera y otros  miembros.

"Teniendo en cuenta que la comunidad indígena ha sido afectada por varias situaciones producto de la presencia de la guerrilla en la zona, como el Desplazamiento forzado, el reclutamiento de jóvenes por este grupo y otras violaciones a sus derechos, hoy hemos establecido varios compromisos, entre ellos, la reactivación de la mesa de paz, por lo cual considero que ha sido muy positivo este encuentro y en términos muy conciliadores", dijo el secretario de Asuntos Étnicos,  Jesús Hernando Rodríguez.

El comandante del Departamento de Policía Valle, coronel Nelson Ramírez Suárez, afirmó que pese a que la comunidad indígena expresó su satisfacción con la atención recibida por parte de la Policía Nacional, seguirá atento a cualquier situación y petición para atender de manera temprana y preventiva sus necesidades en materia de seguridad.

Los representantes indígenas expresaron la necesidad de convocar esta mesa de paz cuanto antes no sólo para elevar peticiones en materia de seguridad, sino también en torno a la política y la inversión social, en términos de concertación y teniendo en cuenta sus principios y valores.  

"Solicitamos que por medio del Gobierno Departamental se instale esa mesa, la cual debe estar integrada por las diferentes entidades y organizaciones que tengan competencia en el tema de Derechos Humanos y donde encontremos las garantías para nuestra protección integral", enfatizó el gobernador del cabildo Kwet Wala, Cristian Rivera.

Aunque en términos del alcalde de Pradera, Adolfo Escobar, los índices de inseguridad en general  han disminuido en la región, es necesario seguir trabajando coordinadamente con la Fuerza Pública, tanto de la Policía como del Ejército para proteger a estas comunidades que llevan años de afectación por el conflicto armado. Además, afirmó que es necesario seguir desarrollando intervenciones de impacto social en la zona rural.

El subsecretario de Orden Público y Convivencia Ciudadana, Fernando Navarro,  informó que "esta situación presentada en Pradera con los indígenas del Resguardo Kwet Wala  llamó la atención del Gobernador y por eso se convocó con inmediatez la reunión para evitar posibles protestas o movilizaciones de la misma. Ahora, teniendo un panorama más claro de sus pretensiones, nos vamos con el compromiso de articular una mesa de paz, a la luz de la legalidad y estaremos en contacto permanente con esta comunidad".

REDACCIÓN CALI