Archivo

¡Viva México! ¡Vivan los tacos!/El caldero de Sancho

12 de abril 2012 , 07:37 p.m.

Hay una imagen que se repite de manera emocionante en las auténticas taquerías mexicanas: la de esa especie de trompo enorme de carne de cerdo que da vueltas como jugando a las escondidas con el fuego que lo asa.

Así, como esa imagen, fue bautizada una taquería que no hace mucho abrió en Bogotá, a pocos pasos del Consulado de México. Así: El Trompo.

Y, en efecto, El Trompo es lo primero que ve el comensal cuando entra a este local que es, como las taquerías del Distrito Federal, informal, descomplicado, alegre. Y al verlo dar vueltas mientras los cocineros lo van cortando poco a poco para convertirlo en materia prima de los tacos al pastor, los antojos empiezan a ganar la partida. Y no solo por su visión sino por los aromas que despide.

Los tacos al pastor son mis preferidos. Previamente adobada con especias que son de culto en México, la carne de cerdo se va cocinando de frente al fuego, al tiempo que se impregna de los sabores y los aromas de un trozo generoso de piña.

Una taquería -templo de la cocina popular mexicana- no requiere más que de buena carne, buenas tortillas y buenos adobos -entre ellos una adecuada selección de chiles-; lo demás son adornos. En El Trompo, además de los tacos al pastor, su especialidad, preparan tacos, sincronizadas y alambres de bistec, de chuleta, de costilla, de pollo. Y para los que le temen al picante, la decisión se toma en la mesa. Recomiendo de manera especial la salsa de tres chiles: uno la prueba, cierra los ojos y se siente como en una de esas taquerías cercanas al Zócalo.

Picosa, sí. Pero también hay opciones para los tímidos con el chile. La de aguacate, por ejemplo. Aunque lo mejor sería pedir una porción de guacamole y agregarle la salsa de tres chiles -con el sabor incomparable del chipotle- hasta donde se lo permita el paladar.Dije que lo demás era adorno. Y de estos, recomiendo las costras, especie de tacos que en vez de tortilla de maíz llevan un cucurucho de queso fundido, crocante. Valga una precaución: los tacos al pastor generan adicción. Por eso, celebro la apertura de El Trompo, pues no son muchos los lugares en donde se pueden comer.

Calle 113 No. 7-45, Bogotá. Tel.: 629-5062
elcalderodesancho@yahoo.com.co

Sancho
Crítico gastronómico