Archivo

ICBF garantiza atención alimentaria

09 de abril 2012 , 08:52 p.m.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) garantiza la atención alimentaria a los niños y adultos mayores de Sisbén 1 y 2 que venían recibiendo este beneficio, y está comprometido en un proceso de contratación con patrones de celeridad y transparencia, para mejorar la calidad y la oportunidad.

Las soluciones para los niños, niñas, adolescentes y adultos mayores se sustentan en programas concretos de bienestar, de transparencia en el manejo de los recursos y en acciones de solidez jurídica.

Cada ración, cada ayuda y cada beneficio están respaldados por la decencia y una proyección de largo plazo. No queremos improvisar en un tema de tanta sensibilidad social.

Actuamos con honestidad y en la práctica estamos trabajando en la función primaria del ICBF, que es la de defender los intereses de niños, niñas y adolescentes. El redireccionamiento de programas afecta intereses y genera malestar, pero es la única forma de garantizar la sostenibilidad de nuestras operaciones.

Nos comprometimos a defender al Instituto de la corrupción y de la burocracia. Asumimos responsabilidades por las dificultades en la contratación, pero el país debe saber que esa tarea no es fácil y por ello estamos jugados a fondo en lograr una entidad pública ejemplar.

Estamos atentos a atender los requerimientos de los organismos de control, cuyos informes serán la garantía de que estamos actuando con conciencia y sentido de patria, en una entidad que responde por las necesidades básicas de casi 9 millones de personas.

Nuestra única verdad es el compromiso de atender los sectores más vulnerables. Del total de 4 billones de pesos del presupuesto del ICBF, a esta altura del año ya se han contratado 2 billones. Ya hay más de 1,6 millones de niños atendidos en los Hogares Comunitarios y Jardines Sociales de Bienestar. Hay más de 3,2 millones de niños recibiendo alimentación escolar en todo el país.
Estos procesos resultan complejos cuando se trata de garantizar simultáneamente cobertura, transparencia y la eficacia, pero lo vamos a lograr y lo vamos a cumplir.

Frente al programa Desayunos Infantiles con Amor (DIA) y al del Adulto Mayor, existe una asignación de 128.000 millones de pesos para atender sus requerimientos: ya se abrió la licitación para los beneficios de 220.000 adultos mayores. A finales del año pasado, la contratación no se concretó por denuncias e investigaciones de los organismos de control, lo que nos llevó a actuar con extrema prudencia.

En el caso de los Desayunos Infantiles con Amor, fue necesario redefinir la orientación de los programas, confirmar el censo de beneficiarios y concretar operadores idóneos que manejaran precios justos.

La dilación en las negociaciones de la Bolsa Mercantil de Colombia obedeció al alza de precios aplicada por los lecheros a raíz del invierno. Necesitábamos garantizar una operación blindada frente a cualquier amenaza de una contratación no adecuada. El programa DIA se normalizará a principios de la próxima semana en 10.000 puntos de entrega.

Actualmente, el Instituto adelanta un proceso de revisión de los componentes técnico, nutricional, administrativo y financiero del programa, para mejorar el proceso de atención.

Hemos tomado medidas que entrarán en vigor para lograr niveles óptimos en la contratación. Pretendemos que todos los programas del ICBF tengan niveles de excelencia, porque entendemos que un niño sin atención oportuna en la alimentación, sin educación, sin afecto, sin oportunidades, sin educación, es una persona menos libre y más vulnerable.

Diego Molano, Director general ICBF