Archivo

Brigadas especializadas se suman al rescate de los 9 mineros en Perú

Los mineros están vivos y mantienen contacto a través de una manguera por donde reciben alimento.

09 de abril 2012 , 05:00 p.m.

Brigadas especializadas en reforzar túneles mineros se sumaron este lunes a las tareas de rescate de los nueve mineros atrapados desde el jueves en un socavón del yacimiento cuprífero informal Cabeza de Negro, en el sur de Perú.

La llegada de dos brigadas, con 20 especialistas de compañías mineras privadas peruanas, levantó el optimismo de los familiares de los trabajadores atrapados, que acampan en el exterior del socavón.

Los mineros están vivos pero angustiados, y mantenían contacto con los rescatistas a través de una manguera por la cual además reciben líquidos rehidratantes y alimentos.

Las brigadas llevaron madera que usarán para reforzar las estructuras al interior del socavón y evitar los constantes derrumbes que retrasan el avance de los socorristas.

Una de las más entusiastas con la llegada de esta brigada especializada fue Celestina López Pérez, que tiene a dos hijos y a su esposo entre los mineros atrapados, quien suplicó a viva voz para que se aceleren los trabajos y ver vivos a sus familiares. Las edades de los mineros atrapados fluctúan entre 59 años, el mayor, y 22 el más joven.

Los más de 30 brigadistas expertos en construir arcos de madera en socavones se turnan por horas en equipos, de modo que los trabajos no se detengan, señaló la Defensa Civil.

Por tercer día consecutivo se vió a algunos rescatistas mascando hojas de coca para evitar el agotamiento y ganar energía antes de ingresar al socavón, según dijeron.

Las autoridades alejaron a los periodistas a un centenar de metros de la entrada al socavón y fueron obligados a ubicarse a la mitad del cerro donde está el yacimiento.

La ministra de la Mujer, Ana Jara, viajó a Ica, en representación del gobierno, llevando alimentos y equipos de apoyo para los socorristas. Los alimentos serán entregados a los familiares de los mineros que preparan ollas comunes para alimentar a sus parientes atrapados y a los rescatistas que trabajan en la zona, señaló el gobierno. Las autoridades nacionales también enviaron psicólogos y una ambulancia.

El derrumbe en el socavón se produjo el jueves, pero las labores de rescate recién comenzaron al día siguiente del accidente. La mina Cabeza de Negro es un yacimiento artesanal e informal explotada en condiciones precarias, luego que la mina fuera abandonada hace más de dos décadas por sus propietarios.

AFP