Archivo

20 años de carcel para cuidador de guardería acusado de pederastia

Está siendo juzgado por haber abusado de 67 niños de hasta 4 años en dos guarderías y en casas.

notitle
05 de abril 2012 , 09:05 a.m.

El Ministerio Fiscal holandés pidió este jueves una pena de 20 años de cárcel y hospitalización con terapia obligada para el presunto pederasta holandés, Robert M., que está siendo juzgado por haber abusado de 67 niños de hasta 4 años en dos guarderías y en casas donde hacía servicios de canguro.

Durante el juicio, que empezó el pasado 12 de marzo, han salido detalles a la luz que han agravado aún más la acusación, pues se ha revelado que la edad media de los niños que sufrieron abusos es de dos años, siendo la víctima más joven un bebé de 19 días.

Robert M. trabajaba en una guardería situada en un barrio de clase media en Amsterdam, pero además se ofrecía en Internet como canguro a domicilio.

El Ministerio Fiscal indicó el jueves durante sus alegatos finales que el acusado planeaba 'premeditadamente' los abusos, fijándose, por ejemplo, en que las casas en las que hacía de canguro tuviesen cortinas gruesas. También elegía conscientemente a los niños de hasta dos años porque éstos no podían verbalizar los abusos a los que se le sometía.

Además, según la fiscalía, Robert M. compartía los actos de abusos con otros pederastas, que le miraban a través de una cámara web mientras perpetraba el delito.

En otras ocasiones pagaba por ver vía Internet los abusos protagonizados por otros, que en su mayoría pertenecían a la red de pederastas con la que estaba relacionado.

El sospechoso, de 28 años, también está acusado de estar en posesión de grandes cantidades de material fotográfico y vídeos de pornografía infantil que distribuía entre una red de pederastas internacional, que incluía países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Suecia y Alemania.

Los padres de los menores han solicitado en conjunto una indemnización de hasta un millón de euros por el daño inmaterial, a la vez que han pedido la remuneración de las terapias y cuidados médicos que puedan necesitar sus hijos.

Desde su arresto en diciembre de 2010 se ha negado a ser reconocido psicológicamente pero ha confesado los abusos de los menores, en alguno de los cuales ha habido penetración.

Junto al principal sospechoso, un joven homosexual nacido en Riga (Letonia), también se sienta en el banquillo de los acusados su actual marido, de 38 años, con el que el acusado se casó en 2004 en Holanda. El esposo de Robert M. está acusado de pornografía infantil y de complicidad en los delitos de su marido.

La detención de Robert M. se produjo después de que las autoridades holandesas recibiesen un aviso de las de EEUU, que habían identificado imágenes de pornografía infantil procedentes de Holanda durante una investigación internacional.

EFE