Archivo

Editorial / El video de todos

notitle
04 de abril 2012 , 11:48 p.m.

Andy Warhol estaba en lo cierto cuando dijo que en el futuro todos tendrían 15 minutos de fama. El futuro es ahora. Hoy Internet ha creado un espacio de participación abierto a cualquiera que tenga una conexión a la red, y especialmente páginas como Youtube han reformulado la imagen y la manera de vernos.

Famas e infamias han desfilado por esta página de videos que lleva el eslogan 'Broadcast yourself' (transmita usted mismo). Y de eso se trata, de que cada persona tiene la posibilidad de transmitir, de subir y compartir sus imágenes, de crear sus propios audiovisuales, y esa es la revolución.

Youtube desde el 2005 ofrece esa posibilidad y en estos siete años de existencia ha alcanzado cifras astronómicas: cada minuto se suben 60 horas de video, a diario se reproducen 4.000 millones de videos y mensualmente visitan la página más de 800 millones de usuarios únicos. Eso lo convierte en un fenómeno global, pues el 70 por ciento de su tráfico está fuera de Estados Unidos.

En esa marea de videos hay de todo: noticias, historias, ficciones, curiosidades, deportes, humor, drama, personajes. Y cada quien puede hacer de sí mismo un show, puede asombrarnos, conmovernos, divertirnos, ponernos a reflexionar. Puede convertir sus imágenes en fenómenos masivos -videos 'virales', les llaman los conocedores-, que se esparcen rápidamente y convocan la atención de millones de personas alrededor del globo. Un ejemplo de ello son el filipino Gerry Alanguilan, el mexicano Jesús Aguilar, el argentino Santiago (el 'Tano') Pasman o la colombiana Gloria Zapata (mejor conocida como Doña Gloria), que con sus ocurrencias nos han arrancado carcajadas.

Pero también Youtube es un espacio para la creatividad y el talento, como lo demuestran Dicken Schrader y sus hijos Milah y Korben, que con sus covers de la banda Depeche Mode se han llevado las palmas. Y, por supuesto, este medio también puede ser una oportunidad para ayudar a otros, como lo hace el médico estadounidense David Oliver, quien desde que fue diagnosticado con cáncer se ha dedicado a documentar su cotidianidad en video para ayudarles a otros con su misma enfermedad a entenderla y asimilarla.

Esta edición es, verdaderamente, un video.

Que la disfruten.