Archivo

Sindicato de EE. UU. le pide a Obama demorar implementación del TLC

El Afclo pidió que no se certifique que Colombia cumplió con exigencias hechas en materia laboral.

notitle
03 de abril 2012 , 10:58 p.m.

En una carta conocida por EL TIEMPO, Richard Trumka, presidente de esta sindicato, uno de los más grandes de Estados Unidos, le dice Al presidente Barack Obama, que se trata de una cuestión que debe  tener en cuenta ahora que se dirige a la Cumbre de las Américas, donde sostendrá un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos.

Aunque el TLC fue aprobado por el Congreso en noviembre del año
pasado, el presidente Barack Obama debe certificar que Colombia ha cumplido con lo estipulado en el llamado Plan de Acción, que ambos mandatarios acordaron en abril del 2011 como pre condición para que el acuerdo fuera presentado ante el legislativo. Así mismo, de manera paralela, el gobierno colombiano debe aprobar una serie de leyes que hace curso en el Congreso y que el presidente Santos quiere estén listas para la Cumbre de las Américas.

En caso de estarlo y si Obama considera que también se ha cumplido con lo estipulado en el Plan de Acción, podría decretar en Cartagena mismo que el TLC está listo para entrar en operación.

"Es prematuro declarar que el Plan de Acción ha sido un éxito. No es el momento de eliminar la presión contra Colombia para que cumpla con los compromisos que adquirió con el Plan de Acción...Moverse muy rápido hacia la implementación pondría en peligro mejoras futuras para los trabajadores colombianos y afectaría los esfuerzos para garantizar derechos, tantos laborales como humanos, lo cual dañaría a
trabajadores en ambos países", dice Trumka en la carta.

Según Trumka, si Obama certifica que Colombia ya cumplió y da la 'luz verde' al TLC, ya no habrá cómo presionar al país para que cumpla con sus compromisos.

En la misiva, el líder sindical menciona que se siguen presentando
asesinatos contra sindicalistas. Citando a la Escuela Nacional
Sindical, sostiene que en el 2011 murieron 29 y que en este 2012 ya van 4. Así mismo, Trumka resalta que de los 3.000 asesinatos que se han registrado desde 1986, menos del 10 por ciento han sido aclarados pese a las medidas tomadas por el gobierno para acabar con la impunidad.

Igualmente, anota que el uso de cooperativas y otras formas de
subcontratación siguen siendo comunes aún tras el compromiso del Gobierno, que acordó eliminar este tipo prácticas.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON