Archivo

Rafael Correa no irá a Cumbre de las Américas por ausencia de Cuba

El presidente ecuatoriano dijo que mientras ocupe la Presidencia no volverá a asistir a la Cumbre.

02 de abril 2012 , 04:53 p.m.

Rafael Correa también dijo que no estará presente en ningún otro cónclave similar "hasta que se tomen las decisiones que la Patria Grande nos exige".

El  Subsecretario Nacional de Comunicación, Patricio Barriga, dio lectura a la carta que este lunes fue enviada oficialmente al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Previamente, el periódico oficialista 'El Ciudadano' publicó la carta y la decisión del presidente Correa.

"Después de haber reflexionado detenidamente, he decidido que, mientras sea Presidente de la República del Ecuador, no volveré a asistir a ninguna Cumbre de las Américas, hasta que se tomen las decisiones que la Patria Grande nos exige", citó la página presidencial.

El comunicado señala que valora y agracede profundamente la gentil y reiterada invitación a la VI "Cumbre de las Américas", a celebrarse en la hermosa Cartagena de Indias los días 14 y 15 de abril.

Lamentablemente, pese a que en la V Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago del 17 al 19 de abril de 2009, se rechazó la incomprensible exclusión de la República de Cuba de las cumbres americanas, una vez más, este país hermano no ha sido invitado.

Enfatizó que es "inaceptable que en estas cumbres se soslayen temas tan fundamentales como el inhumano bloqueo a Cuba, así como la aberrante colonización de las Islas Malvinas, los cuales han merecido el rechazo casi unánime de las naciones del mundo".

Respecto a la denominada 'Cumbre de las Américas' sostuvo que, por definición, no puede denominarse así a una reunión de la cual un país americano es intencional e injustificadamente relegado.

Se ha hablado de "falta de consenso", pero todos sabemos que se trata del veto de países hegemónicos, situación intolerable en nuestra América del Siglo XXI.

"Jamás buscaríamos ocasionar el más mínimo problema ni a su gobierno ni a nuestra querida Colombia. Se trata, como decía Bolívar, de sentir verdaderamente que la Patria es América, y en algún momento comenzar a denunciar y enfrentar con fuerza estas, repito, intolerables y hasta aberrantes situaciones".

Según el Presidente del Ecuador, "nuestros pueblos bien pueden cansarse de que sus mandatarios estén en tantas cumbres, mientras todavía existen demasiados abismos por superar, como la pobreza e inequidad que todavía mantienen a América Latina como la región más desigual del mundo; la ineficaz estrategia de lucha contra el problema mundial de las drogas; la profunda transformación del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, hoy celador de intereses ajenos a sus principios fundacionales; la vigencia de una verdadera libertad de expresión que no se encuentre reducida a los intereses de los negocios dedicados a la comunicación social; o, la completa supremacía del capital sobre los seres humanos, como lo demuestra la crisis hipotecaria en España, que afecta a centenares de miles de ciudadanos, entre ellos muchos migrantes latinoamericanos".

Correa tiene la esperanza de que la ausencia de Ecuador sea una cordial invitación a debatir lo esencial y a actuar en consecuencia.

"Deseamos, por el bien de la región y del mundo, que la Cumbre de Cartagena sea exitosa. El deseo de acompañarles es enorme, sólo superado por la firmeza de nuestras convicciones", finalizó.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
QUITO